Natural, pero no perroflauta

Picota con borde rosa y capa media-baja. Limpio y con brillo.

La nariz es muy bonita, con flores, fruta y campo. Hay algún deje a acético y a sidra, que con una buena aireación se disipan sin problema. Tampoco nos percatamos de notas animales o a estiércol. Sólo moras y fresas jugosas, especias dulces, algún toque tostado y cárnico y un final salino.

En boca es un vino con un tanino que proviene de la fruta, con acidez y sin trazas alcohólicas o maderosas. El paso hace salivar y los sabores son primordialmente primarios.

Final largo y perfumado.

Me ha gustado bastante, lo reconozco.

Recomendado por 1 usuario

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar