El color es como el un típico rosado de Navarra. Un rojo rojísimo, que obviamente, tiene la capa muy baja. Limpio y brillante.

Abierto hace un par de noches, ha mejorado un montón: Comedido el sábado y algo mejor ayer, hoy es cuando ha llegado a dar lo que pensamos que debería; al tratarse de una cuvée básica y ser un vino joven no creo que podamos pedirle más de lo que ha dado, que ya es mucho. Fruta roja, toques picantes, ahumados, balsámicos, terrosos y minerales, carne cruda y algo más. Está bastante bien.

Boca vertical, directa, fresca, con un tanino que marca, sin madera ni alcohol y con un gran carácter varietal. Descriptores ya expuestos anteriormente.

Final largo, perfumado y campestre.

Zusslin es muy bueno. Y éste en particular da mucho por muy poco.

 

 

 

 

 

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar