Cada vez mejor

“Viñas de hasta 50 años, en cultivo sostenible y vaso, plantadas con tinta de Toro y garnacha. Maduración de 12 meses en barricas y fudres de roble francés y americano”.

No es porque me sienta vago y no quiera escribir. Es porque la descripción me parece perfecta y porque creo que todo en este vino gira en torno a ella. Viveza, carácter varietal, una complejidad mucho más importante que casi cualquier básico de la zona y mimbres para seguir y seguir.

Como cada vez la viña es más vieja y la bodega ha optado por afinarse sin perder personalidad, todo va a mejor. Desde hace dos años, noto una subida tremenda de nivel.

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar