Una mencía sin complicaciones

Joven y fresco, frutal, con un punto balsámico y con una mineralidad bastante interesante. El paso es perfumado, directo y sin ambages. Con mucha acidez y prácticamente sin alcohol. En esta fase notamos algún apunte herbáceo que lo dota de mayor lozanía. Uno o dos años pueden sentarle bastante bien. Una mencía que no hace daño al bolsillo y bien hecha, para no complicarse la vida.

Recomendado por 1 usuario

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar