Vino Kingsford Chardoonay 1994: Bonito color amarillo limón maduro, brillante y con reflejos verdosos. En


Bonito color amarillo limón maduro, brillante y con reflejos verdosos. En nariz, se muestra algo cerrado pero sin nota de evolución en botella (ni buenas, ni malas). Si acaso se encuentro algo de fruta madura (piña) y miel, notas mantecosas y ligeramente ahumadas. En boca es graso, de baja acidez, pero suficiente, con amplitud aunque no demasiada fruta y buen final que recuerda a la crianza y a piña en almíbar. Toda una sorpresa encontrarlo tan vivo despues de ocho años.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar