Vino Señora de las Alturas 2010: Elegante, sutil, con recorrido y necesidad de aireación previa


Bogtella borgoñona de barriga algo ancha.

Etiquetado moderno sin mucha información sobre el vino.

Cierre de corcho de calidad pero de mediana longitud  y no excesivamente bañado en vino rojo granatoso por el interior (entre 1 y 5 mm interiores). Huele bien.

Sacado de vinoteca a 14ºC.

Abierto unos 45 minutos antes de degustado. Visto que estaba algo cerrado, a la hora se pasó lo que quedaba (3/4 de botella) a decantador.

Visual

Picota oscuro de capa alta con reflejos granate-rubí, ribete granate-cereza-transparente con sutilísimos atejados casi imperceptibles aún casi a sus 10 años, limpio en general (aunque con poso en las paredes de la botella), brillante y de bonita lágrima, fina y de rápida caída.

Muy buena visual para casi 10 años. Buena botella, corcho aceptable. (9)

Nariz

Inicialmente, al descorche, intensidad entre media-baja y media, algo cerradete.

Con más tiempo en copa tiene más intensidad pero viendo que no termina de desplegar lo esperado, pasamos a decantar como 600 ml de los que quedaban en la botella.

Una vez decantado y dándole tiempo aparece un vino mucho más intenso, balsámico a tope, con fruta negra madura a raudales, especias dulces, flores violetas, clavo de olor, regaliz, toffee, laurel, tinta china, buena mineralidad, ligero fondo lácteo y de maderas de calidad.

Muy buena nariz, sutil, frutalmente maduro, elegante y complejo ( aunque le penaliza el aparecer cerrado durante bastante rato al inicio, necesitar decantación y bastante aireación). (8,8)

Boca

Ataque frutalmente maduro, potente y contundente, pleno, expansivo, sabroso, seco y de buena frescura y notable acidez, densidad media plus, cuerpo medio-alto y notable estructura.

Vino de paso por boca muy amable y agradable, con notas de chocolate amargo. Taninos presentes pero muy dulces y pulidos ya (tanicidad de terciopelo), de gran elegacia y sutilidad.

El final es muy largo, sabroso, frutal, fresco, mentolado, muy ligeramente amargoso y especiado en un retrogusto redondo a tope y que invita a otra copa; en vía retronasal aparecen las especias, balsámicos, un ligero fondo de maderas de calidad y mucha fruta negra madura dejando una impresión excelente.

Muy buena boca. La mejor de las fases con diferencia que, además, si ya va de elegancia y sutilidad sobrado desde el inicio, gana en intensidad y peso con la aireación y temperatura en copa. De menos a más claramente. (9,1)

A sus 10 años está aún joven (en el ribete se ve) pero ya en muy buen momento de consumo.

Puede aguantar 5-6 años más perfectamente pero, por otro lado, si tuviera otra botella con casi 10 años, lo abriría con varias horas y lo decantaría sin miedo (es la mejor forma de sacarle todo a este vino).

Su PVP rondaba los 18-20€. Buena RCP para lo que ofrece con casi una década de vida.

 

 

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar