Señorío Villálvaro Albillo

Amarillo pájizo con reflejos algo dorados y metálicos. 

Es de un aroma suave y bien definido. Sensación melosa, lías, cereal tostado, herbal fresco y algo seco, jabón de tocador, flores marchitas y fruta blanca. 

La entrada en boca es también suave hasta que encuentras el alcohol balsámico y algo denso. La acidez se encuentra algo desnuda no diría desequilibrada. Es un vino que se deja beber pero no tanto disfrutar. 

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar