Vino Druida Encruzado Reserva branco 2017: Un buen blanco portugués


Pajizo con reflejos grisáceos y algo turbio. Limpio.

Pegada aromática desde el principio. Lima, pomelo, caja de cerillas, tostados, botica, arrecife y recuerdos salinos. Sin que nos haya parecido un Borgoña, pues no habríamos sido capaces de enclavarlo en ninguna de sus regiones, sí podríamos haber pensado que podría haberse tratado de una (fina) chardonnay de por ejemplo Napa.

En la boca detectamos una buena elaboración, sin excesos, con predominio de una materia prima estupenda y con un alcohol y una madera que tan solo acompañan. A la acidez la acompaña una medida corpulencia. Paso austero y cortante, pero también con una cierta grasa.

Postgusto largo, primario y especiado.

Muy bueno. Portugal tiene tantos tipos de uva y tantas subzonas que sus vinos menos comerciales siempre sorprenden. Muy recomendable este Druida

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar