Vino Montecillo reserva 2013: Elegancia, estructura y gran equilibrio.


Rojo picota, ribete granate, menisco con algún reflejo teja, capa media/baja. Nariz suave de cedro y cuero , con fondo avainillado. En boca, ataque suave, aterciopelado, paso amplio y elegante con acidez perfecta, taninos aún más integrados, sin ninguna arista más que la justa para otorgar estructura a este monumento al equilibrio, con sabores a fruta roja madura en compota, a la elegancia, con suave final larguísimo, y al clasicismo de un Rioja sobresaliente.
Solo le falta un pelín de cuerpo.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar