Una corona sencilla, pero bien hecha

Pues eso, que no sé si había probado esta referencia de Torres y quería poner fin a esa "deuda". Y es un vino serio, que tiene margen de mejora y cumplidor.

La nariz aún tiene notas verdecillas de la madera, de esa fruta madura, pero rodeada de notas de hierba, de cacao, pimiento verde, especias picantes, que prediminan sobre las notas avainilladas. Los tostados también están marcados, junto con tabaco, regaliz y un suave toque lácteo.

En boca esos amargores y toques secantes se notan también, con el tanino rugoso, una fruta madura que se fusiona con esos toques herbáceos y de flores. Balsámicos, notas de madera, tostados, pimienta negra y clavo, vainilla... Y un punto mineral y ahumado. La acidez es buena y el tanino aún joven. Creo que crecerá en botella, porque ahora está demasiado "rebelde".

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar