Dos años después....

vuelvo a disfrutar otra botella de este extraordinario y sobresaliente vinazo.

Hay que tener presente, que he guardado una botella, con todo el cariño del mundo, para ver su evolución, ya que en la cata anterior del año 2019, note que tenia bastante potencia y estructura, como para llegar a 2-4 años con bastante mejoría.

Valen casi todas las indicaciones realizadas en la valoración anterior, sólo añadir, que en esta ocasión el vino se encuentra mucha más redondeado y al mismo tiempo ha ganado algo en complejidad, todo lo demas, permanece casi en el mismo estado que en la estimación en la cata anterior.

Un vino sobresaliente, que ya no creo que lo pueda localizar en Portugal, cuando vuelvan a abrir la frontera.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar