Vino Clos de Lôm Garnacha 2018: Interesante


ojo picota, ribete violáceo, capa media. A copa parada, terroso, mineral. Al moverlo, aromas a fruta roja y pimienta negra, muy garnacha, fondo de cuero y algo de violeta. En boca, mucho más amplio, jugoso, frutal, potente, muy buena acidez y taninos marcadamente astringentes pero bien integrados. Final medio y posgusto ácido, joven. Sabor a cerezas y toques cítricos ( mandarina y pomelo). Muy entretenido, bastante refrescante y con suficiente seriedad.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar