Demba - Demba, un vino con mucho ritmo

Pues eso, un vino fresco, frutal ,con el tqoue goloso justo y una fruta muy muy rica.

La nariz se presenta con una fruta negra madura y especiada, regaliz, monte bajo, ahumados, suaves aromas dulces y un toque de cacao y champiñón suave.

La boca es pura pulpa de fruta, jugo, esencia, con esa ciruela, esa grosella, las fresas maduras y toques ácidos y frescos entrando a trompicones. Pero bien juntitos y sin desentonar. La acidez es muy buena, con notas florales, ahumadas y de matorral. Es largo y el alcohol le da un toque cálido que no desentona. Para beber a camiones!!!!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar