Fruta y frescura.

Vino encerrado en una botella borgoñona que está cerrada con un corcho de aglomerado que está tintado por la cara en contacto con el vino. Barroca y oscura etiqueta. Se puede mejorar.

      A la vista un color rojo picota de capa media alta. Fina lágrima a la que cuesta comenzar a deslizarse por el cáliz de la copa y que todavía debilmente tinta con leves notas cardenalicias. Ribete granatoso y violáceo.

      En nariz frescas frutas rojas. Notas de verdor que no desagradan, balsámicas, de mineralidad y ligera pimienta negra.

      En boca es fresco, sencillo y jovial. Parece que no pasan los años. Equilibrado, frutal y balsámico. Con cierto volumen y carnosidad. Muy grato, fresco, frutal y balsámico paso de boca. Es un vino largo. Me da una permanencia de 2,00 minutos.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar