Vino Solar de Samaniego Gran Reserva 1995: Rioja te da estas alegrías insospechadas.


Rojo cereza de media capa con ribete teja. Nariz espléndidamente terciaria, con aromas de frutillos silvestres y especias, toques cremosos y de nata, de pastel de frutas horneándose, alguna notita ahumada y cárnica, tabaco, tierra seca y hojarasca. Final nariz con notas de piedra seca caliza, donde la fruta se convierte en roja y con la aireación cada vez más pocha. No hay que darle más de 15/20 minutos en decantador y lo mejor lo da en los diez minutos siguientes, después se vuelve algo opaco en aromas. En boca es cambiante, tiene un ataque rápido y una evolución en forma de tobogán, ya que la acidez hace a las sensaciones frutales y tánicas subir y bajar en función del paso dejando matices tostados que se hacen algo secantes y dejando al vino algo ligero. Posgusto torrefacto, maderoso y de buena persistencia. Mejor nariz que boca. El vino está en perfecto estado para aguantar más tiempo en botella, de hecho creo que esa es su vocación actual. Rioja te da estas alegrías insospechadas y que aparecen en el fondo de armario de cualquier bodega casera española.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar