Sedosa tanicidad de la poulsard

Cereza capa baja, con color aladrillado, borde teja y ligera sensación de turbidez. En nariz destacan notas animales, estiércol y caballo sudado, para dar entrada a notas de cuero, pimienta verde, nuez moscada, té verde, aguardiente y raspón maduro. La fruta embebida en las notas terciarias. En boca, al margen de repetirse las sensaciones de nariz, fresón maduro y cereza roja, con entrada ligera, cuerpo medio-bajo, bastante tánico, muy agradable, acídulo y final largo, con gran acidez y cierta mineralidad. Con muchos años por delante.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar