Vino Viña Alberdi Crianza 2012: Manteniendo el tipo


Así está este Viña Alberdi, porque parece que no haya pasado el tiempo por él.

La nariz se mantiene. Es incluso más fresca de lo que recordaba, aunque lo enfrenté con un 2013 que fue una añada cálida. Fruta madura, especias picantes, toques dulces de vainilla, suave licor, matorral, flores y una buena carga de regaliz. Fresca, jugosa, frutal, con una madera integrada, mucho, con esas notas de pelo de animal, de tostados, ahumados y tierra húmeda. Elegante, deliciosa y que te hace desear el trago.

La boca es sedosa, con un tanino que aún se muestra, la fruta con esa madurez dulce, que está arropada por los balsámicos. Las notas tostadas, las picantes, la madera y los ahumados van apareciendo, con las flores y ese toque licoresete en el postgusto. Fresco, con una excelente acidez, con toques de laurel y animales de fondo. Gran estructura que le permitirá seguir creciendo.

Muy rico, con margen para crecer.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar