Vino Príncipe de Viana rosado 2016: Era la anterior botella


... porque con esta que he probado, he recuperado sensaciones, con mucha fruta fresca y madura.

En la nariz ya aparecía, con sus habituales compañeros de fatigas: cítricos, flores, especias, mineralidad, suaves balsámicos, ahumados, herbáceos...

Y en la boca, más de lo mismo, con ese paso tan sabroso, frutal, con esa acidez tan deliciosa. Es floral, fresco, jugoso, sabroso... 

 

Sigue siendo mi príncipe ;-)

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar