Vino Laudum Chardonnay 2016: Catado a ciegas


A primera vista presenta un amarillo pajizo tirando a claro y se diferencian algunos reflejos dorados. Es un vino límpido con una lágrima escasa, lenta y espesa.
En nariz topamos con un fuerte olor intenso con toques dulces y de hierba fresca.
En boca entrada elegante que denota un vino serio, dotado de matices tostados que no llegan a ser de madera (No tiene crianza). Tiene buena acidez con un paso medio-largo y un posgusto amargoso que recuerda a la piel de la naranja.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar