Vino Barzen Riesling Trocken 2014: Uva blanca con un toquecito de madurez / almíbar.


Amarillo pajizo dorado. Nariz de media intensidad con aromas de uva blanca y un toquecito de madurez / almíbar e intenciones terpenicas, que en su final intuyen hidrocarburos. Hay algo de especias, agua con limón, vegetales, jengibre y final fresco aromático. En boca es fresco pero con pinceladas dulces / abocaditas y que recuerda a la fruta blanca (corazón pera) entre madura. Es rico, de paso algo vegetal / frutal madurito, que se posa en un posgusto levemente seco / ácido pero a la vez dulce, que deja como un matiz cremoso en su final. Tiene un juego entre la acidez y lo dulce que me pone algo nervioso. Seguro que la botella en 3 - 5 años lo mejorará.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar