Redondo y elegante

De color rojo rubí, con ribete atejado, de capa media, lágrima abundante, fina, densa y de caída lenta.

Nariz de intensidad media-alta, muy complejo,  muestra elegancia y finura, fruta madura con algún punto de licorosidad, con un recuerdo lácteo y con aromas terciarios, especiado, pimienta, suave regaliz, madera limpia, bastante balsámico, eucalipto y hierbas mediterráneas, tomillo, anisado, con un fondo terroso y algo mineral, un punto férrico, bien equilibrado y con buena frescura y elegancia.

En boca tiene una entada suave, se muestra aterciopelado, sabroso, acidez muy equilibrada, tanino totalmente integrado, sedoso, con esta fruta madura,

, cacao, especiado y ligero toque amargos que alargan un postgusto medio-largo, limpio y agradable.

Un vino ya muy afinado que, aunque pueda mejorar, creo que ya está en su punto óptimo, ya no esperaría más para su consumo.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar