Ejemplo de Champagne viejo de nivel

Ambarino claro con destellos cobrizos, burbuja apenas perceptible.
Nariz de media intensidad y gran complejidad, necesitada de aire para ir ganando expresión. Ligera reducción inicial dando paso a una fruta madura y en confitura, un fondo especiado y ahumado, toques de hongos, trazas herbáceas, frutos secos y cítricos en sazón. Parece más un Rioja blanco viejo en su estilo.
En boca nos muestra esa elegancia tan especial de los Champagnes viejos, más parecidos a los grandes blancos maduros pero con esa mínima cremosidad en boca que siempre mantienen a pesar de un carbónico ya muy mitigado, pero con una fina acidez y un delicioso final de frutos secos y ahumados, con frutas maduras. Buena persistencia.
El Grand Siecle actual es un vino de enorme interés y una excelente Cuvée Prestige llena de finura y encanto, algo que vemos reflejado en esta preciosa botella de principios de los años 70 que ha llegado en plena forma y llena de elegancia y sobriedad, un vino formidable y que resume lo que entendemos, debe dar un gran Champagne viejo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar