Vino Amontillado Marqués de Poley 1951 (D.O. Montilla-Moriles) 1951: Marqués de Poley Amontillado de nuevo con él y como de nuevo...


Destacan en la copa unas notas aromáticas a barniz y a betún de judea. Hay nuez verde y seca, es frutoso, alcohol de holandas, es penetrante aun con una potencia medida, hay fruta escarchada, café con leche, especiado, vainillas, avellanas, maderas nobles, cascaras secas de cítricos...

La boca es untuosa, penetrante casi perpetuo, lo tiene todo, un punto seco, otro cálido casi ardiente, llena la boca, tiene un fondo de albariza, finos tostados, cremas, toffees, algarroba, cacao, es duradero, me encanta la sensación cálida fusionada con la de la acidez y el alcohol, tiene armas de brandy, cautivador, vaporoso, lo he encontrado con mucho peso frutal...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar