El vino perfecto

Catado en una vertical de 3 añadas en Château Figeac.

Presenta un precioso color rojo picota de capa media-alta. En nariz se muestra realmente complejo, intenso y muy agradable. Presencia de buena carga de fruta y finas madera, que aporta leves notas especiadas.

En boca es una verdadera delicia: entrada golosa, amplia, frutal, muy untuosa y rematada con unos taninos que son pura seda. Alguna notilla leve de pirazinas. Al igual que en nariz las maderas son muy sutiles, respetando plenamente la esencia de este vino.

En definitiva una joya enológica de una de las bodegas más tradicionales de Saint-Émilion. Para mí es un vino sencillamente perfecto (menos su precio) que tiene una larga vida por delante.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar