Uno de los grandes clásicos

Rojo rubí, ribetes rojizos, capa media-alta.

Nariz de media intensidad, muy clásica en su concepción, compleja, ganando en copa, con mucho de todo. Notas de flores secas, bombón en licor, una gama de especias y balsámicos y un claro fondo animal y terciario con recuerdos de piel curtida, carne de caza, hongos, bosque umbrío y hojarasca, tabaco de pipa y ahumados. Sumamente atractivo por su clasicismo académico.

En boca muestra de nuevo sus excelentes formas, es un vino muy equilibrado y armónico, que se bebe de maravilla en estos momentos por su buena acidez y por formar un conjunto redondeado, totalmente listo para beber. Concentrado pero lo justo, muy elegante, con un final largo y profundo donde quedan de nuevo los recuerdos especiados y terciarios con un tanino perfectamente integrado. Persistente.

Los Barolos de Giacomo Borgogno con las antiguas etiquetas de “Antichi Vigneti Propri” figuran entre los más grandes de la historia por prestigio y calidad, algo que obviamente repercute en su disponibilidad y precio, este 61 no llegó al estratosférico nivel del 67 que disfrutamos hace unos meses, pero muestra el clasicismo académico de estos grandes vinos. Puro disfrute.

  1. #1

    Gondorff

    Para mí uno de los más completos de la cata, efectivamente no llegaba al nivel del 67 de las navidades pasadas, pero ofreció un nivel altísimo.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar