¡Qué bien se bebe!

Cereza de capa media y ribete entre rosáceo y amoratado.

Presenta una nariz muy fina, de mediana intensidad, que expresa una gran mineralidad, así como fruta roja acompañada de sotobosque, notas vegetales y un leve toque animal.

En boca es una delicia, siendo ligero, pero con volumen, con una excelente acidez que vertebra el vino e inunda la cavidad bucal. De nuevo son protagonistas la fruta roja, la mineralidad y las sensaciones vegetales, mostrando taninos agradables y mediana persistencia.

Evidentemente está todavía muy joven y mejorará con unos años de botella, lo que no quita para que ahora mismo esté perfectamente disfrutable.

Recomendado por 2 usuarios

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar