Vino Viña Cumbrero Crianza 1995: Un vino muy rico, fresco y equilibrado en matices.


Rojo cereza con ribete marrón – ocre – teja. Nariz de buena intensidad con aromas de frutas rojas maduras sobre leves sensaciones tostadas, balsámicas, lavanda, especias dulces, caramelos rojos, tabaco rubio, hierbas aromáticas y humus. Todo muy bien ensamblado y predominado el carácter primario – frutal en todo momento bajo un sutil manto de aromas terciarios y un recuerdo final de arcilla seca. En boca es rico, amplio y equilibrado, con una estupenda acidez que realza la fruta con hueso en sazón (incluso recuerda a la zarzaparrilla) durante todo el recorrido, hasta un posgusto activo y fresco en su final, con una notita puntiaguda que me desconcierta un poco pero que la asimila en el mismo carácter frutal. Retronasal intensa y similar a la nariz. Un vino muy rico, en perfecto estado, fresco en el paso y muy equilibrado en matices. Formato de botella de 37,5 Cl y conservado en perfectas condiciones.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar