Vino Perelada Blanc de Blancs 2013: Para todos los días o comidas de verano


Color pajizo, un poco apagado

En nariz aparecen aromas verdes de hierba, manzana, cítricos, poco floral.

En boca tiene un paso un poco amargo, seco, cítrico, que es fresco y agradable, pero que se apaga pronto

Buen vino para acompañar una comida de verano, en la que un blanquito fresquito entra como agua.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar