Se puede hacer mucho más con estas variedades.

La copa se llena de aromas terciarios, como los tostados, cueros, especias, pimienta negra, punto balsámico, eucalipto y algo de fruta negra madura. Hay armonía en el conjunto, aunque es muy plano y con claro dominio de los aromas de la crianza, lo hace pesado y poco fresco, para ser un 2010.

En la boca me contradice a la primera, entra fresco e irrumpe la fruta con algo de carga. El tanino esta algo marcado, pelin verde, sale la pimienta y un rasgo algo cítrico, pasa ligero y desaparece la fruta.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar