Fruta madura y madera, buenas compañeras de viaje

Color granate de capa alta con reflejos violeta más bien mate, quizá por la madera.
Intensidad media en nariz con mucha fruta roja madura bien integrada con bastante madera. Aroma goloso y agradable gracias a este equilibrio.
Tiene una entrada muy frutal y dulzona, con muchas notas a chocolates y caramelo.
Tanino presente pero bien integrado con esa fruta madura y golosa que siempre está ahí.
Al final, da un amargo muy fino pero, sorprendentemente la fruta sigue ahí.
Destaca por cómo ese equilibrio fruta madura-madera-tanino está muy bien integrado y perdura desde el principio hasta el final.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar