Restaurante El Churrasco en Córdoba
  

Restaurante El Churrasco

14
Datos de El Churrasco
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
6.2 10
Servicio del vino:
5.3 10
Comida:
6.8 10
Entorno:
7.2 10
Calidad-precio:
5.2 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional, Andaluza
Vino por copas:
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Agosto

Teléfono


14 Opiniones de El Churrasco

Espectacular en todos los sentidos

Si bien el ambiente es agradable y la calidad de la comida es aceptablemente buena ( lo que se espera de un sitio así y con esos precios , lo contrario sería inaceptable !!) me sentí tratado como cliente de segunda , a pesar de ser español , acudí como turista y no se si fue por la excesiva afluencia de gente o por otros motivos , que se notaba una gran diferencia de trato e incluso podría decir en la presentacion  de los platos , de los que estábamos del turismo a los de la tierra.

Quizás se hayan realmente acomodado como ya han dicho. 

No repetiría. Por lo menos en festivo.

Hacía tiempo que quería visitar este local, pero cierra en agosto, justo cuando acostumbro a ir a Córdoba.

Decoración algo recargada para mi gusto. Mesas de buen tamaño y bien vestidas, aunque muy juntas. Buen menaje, cristalería mejorable. Servicio atento y profesional, a pesar de estar lleno hasta la bandera. Carta donde predominan las recetas autóctonas y las carnes rojas de calidad. Carta de vinos extensa, aunque apenas la miré.

Almuerzo para tres con platos para compartir:

- Gazpacho blanco (7,40€) - Nada de ajoblanco, sino gazpacho blanco, del que tomaba en casa. El único plato que no compartimos. No creo que fuese capaz de distinguirlo del de mi madre, salvo por el añadido de las pasas. Evocador.
- Media de berenjenas (5,30€) y media de salmorejo (5,15€) - Aunque nos las cobraron por separado, las tomamos juntas. El salmorejo, clavadito al de mi tía Carmela, D.E.P., salvo porque no tenía el dedo de aceite por encima que le añadía mi tío Paco, D.E.P. La unión, deliciosa.
- Rabo de toro (5,20€) - Para mojar pan, cosa que hicimos con gusto.
- Lomo de buey (21,30€) - Presentado ya cortado. Buen punto y sabroso.

De postre:

- Media tarta de queso (3,30€) - Comentaron que estaba muy buena.
- Media de tocino de cielo (3,30€) - Consistente, para golosos impenitentes.
- Media de leche frita con helado de canela (3,30) - Ahí le dieron a mi mujer, que dejó el plato como salido del lavavajillas.

Me gusta que den la opción de tomar media ración y que no pongan obstáculos a la hora de compartir los platos. En Barcelona te miran mal en algunos sitios si lo pides. Las presentaciones, caseras. Seguro que me he pasado poniendo un 10 a la comida, pero es que acertaron de lleno en mi corazoncito :-)

Para beber, un par de copas de oloroso de la casa (2,50€/ud.) y una botella grande de agua (2,80€).

Curioso que cobren 1,55€ por el pan y ¡los palillos! :-S

En fin, que rejuvenecí unos cuantos años y salí con unos recuerdos que yacían quedos en los recovecos de mi memoria.

Gracias José @->-

  • Leche frita con helado de canela

  • Lo que quedaba del lomo...

  • Salmorejo

Esperaba mas de este restaurante. A destacar una tapa de sardina con guacamole, dentro de la ruta de la tapa. Unas alcachofas hervidas, sencillas pero bien resueltas. De la carne nada que merezca destacaras. El servicio manifiestamente mejorable.si viviera en Cordoba tardaría en repetir

La decoración del restaurante, un poco extraña.
Las mesas, demasiado juntas, apenas tienes un mínimo para sentarte cómodamente.
La calidad de la comida, muy buena y la elaboración también.
Cuberteria y vajilla, muy normal para la calidad del vino que pueden llegar a servirte.
Una carta de vinos muy pero que muy extensa en la que se incluyen vinos internacionales de cualquier continente.
Pero lo mejor, la atención y la amabilidad del personal.
Repetiría en días tranquilos, pero es una lástima que se esté tan apretado y sea tan ruidoso el local.

Un domingo pocas son las opciones de restaurantes en una cidudad como Cordoba.. Decisión un clasico el Churrarco desde a la entrada a la despedida todos todos, los camareros eran super atentos muy amables, sus pendientes en todo momento. Muchas gracias.

La comida sin pena ni gloria.

Domingo 10 de octubre.Llenos hasta la bandera,en la ciudad y en el Churrasco.Eso lo complica todo.Espermos un cuarto de hora, incluso con la mesa reservada por tfno días antes.Mesita pequeña y demasiado cercana a la de al lado,sin intimidad.Servicio muy veterano,del que se hace pasar por tu cómplice/amigo y acaba por hartarte un poquito con sus gracietas.Agradecemos, eso si, la recomendación de pedir medias de entrantes,en lugar de raciones enteras.
La berenjenas con salmorejo están buenísimas, y en plena temporada.Un acierto.Luego unas puntillitas,con buen sabor, aunque el rebozado las dejara blandas.Y un revuelto de boletus batante decepcionante por su exceso de punto.No me creo que se hiciera en aquel momento.Se cargaron el sabor natural de las setas.
De plato, churrasco de ibérico.O eso dicen ellos, que nos toman por ignorantes.Insípido del todo.Aquel cerdo era más industrial y había vistoi menos el campo que yo, que trabajo en banca.Nueva y más grave decepción.
El vino te lo elige el camarero,porque, a pesar de lo extenso de su carta, insiste en que tomes uno de "la tierra".Tinto, con cuerpo.No estuvo mal, ni bien.A tono con todo lo demás.
De precio, 88 eur.No fué lo peor.Pero vamos, que tampoco probamos el marisco ni brindamos con cava.
Estuve hace diez/doce años un día laborable de diciembre, y tenía un recuerdo excelente.Esta vez me voy defraudado.Y si vuelvo a Córdoba(¡qué gran ciudad¡),probaré otros sitios.Este se ha acomodado y ya no vale la pena.

Ante el cierre por vacaciones de otras opciones en Córdoba (Bodegas Campos y Pic-Nic), decidimos probar este clásico complejo cordobés (incluye hotel muy próximo). Varios comedores de diverso tamaño y personalidad en torno a un patio. Estuvimos cenando en un patio agradable (creo que el denominado patio Cordobés) con buena separación entre mesas. Entre esto y el servicio simpático (al final un tanto graciosillo que se convierte en pesado) de los camareros nos hacía pensar en un éxito de cena.
Carta muy amplia basada en productos locales principalmente. Tienen variedad de carnes que se pueden ver en un expositor a la entrada. Incluso en la carta tenían buey Kobe que se les había acabado.

Nos advierten que las raciones son generosas por lo que los entrantes se basaron en medias a compartir.

Sin detalles ni antes ni después de la cena.

Cena para 3 pax:

Media de salmorejo
Media de berenjenas rebozadas crujientes

Nos aconsejaron echar el salmorejo sobre las berenjenas y así las tomamos. Resultado: Muy, pero que muy acertado el consejo. La cremosidad del salmorejo y el perfecto punto crujiente de las berenjenas es todo un acierto.

Media de riñones de lechal a la plancha (nunca lo había probado de esta forma y nos gustaron)

Segundos:
Un solomillo de buey demasiado hecho (no se lo que entienden por "al punto").
Una chuleta de Avila que no me pareció nada del otro jueves.
Una presa de paletilla de ibérico al carbón de encina que volvieron a preparar excesivamente hecha por lo que resultó intragable. Elegí esta opción a un NO rotundo de ponerme su afamado chuletón del Valle de los Pedroches para una persona (aunque al cortarlo se fuera de peso)

Postres:
1 de tocinillo de cielo
1 de profiteroles
1 de arlequín de frutas naturales con sorbete de limón
Los tres solo discretos por no decir malos

Vinos:
Carta amplia conteniendo yo creo que todas las DOs y con presencias internacionales (nos dijeron que unas 900 referencias). Sin embargo en la sala no había sumelier. Precios x2. Tomamos Viña Pedrosa Cr. 2005 (22€ + IVA). Un pelín alto de temperatura en copas grandes pero nefastas. Sírvase Vd. mismo.

Precio total: 126.58€ (inc. IVA, pan y servicio a 1.50€ pax)

Cena poco ambiciosa, pues ya habíamos ido de tapas. Bueno el jamoncito. Más bueno el Salmorejo. Churrasco al punto muy adecuado para el vino. Rabo de toro sabroso, aunque algo empachoso. Buen servicio del vino, con extensa carta comercial.

Restaurante al que venía con muchas pretensiones y del que me fui algo decepcionado. La comida está buena sin más. Destaca su extensa carta (aunque no disponían de algún plato). Dicho esto, el servicio me pareció pésimo. Para empezar trajeron un par de aperitivos cuyos vasos contenían hormigas en su interior (¡y que luego cobraron!). Continuaron con un servicio lento, ineficaz y que no contemplaba servicio de vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar