Restaurante Zaka Bilbao Bar en Bilbao
  

Restaurante Zaka Bilbao Bar

3
Datos de Zaka Bilbao Bar
Precio Medio:
19 €
Valoración Media:
7.1 10
Servicio del vino:
5.7 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 15,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono

Restaurante Zaka Bilbao Bar Zaka Bilbao Bar Zaka Bilbao Bar en Bilbao Restaurante en Bilbao Restaurante Zaka Bilbao Bar Zaka Bilbao Bar Zaka Bilbao Bar en Bilbao Restaurante en Bilbao Restaurante Zaka Bilbao Bar Zaka Bilbao Bar Zaka Bilbao Bar en Bilbao

3 Opiniones de Zaka Bilbao Bar

Segunda visita, la primera en el 2012, se podría pensar por el tiempo pasado, que no fue una buena experiencia, para nada, la comente en el foro, y también fue de un menú del día y fue una velada muy agradable, sin embargo en esta ocasión he disfrutado más, si cabe.

No soy mucho de comer fuera de casa entre semana, pero por circunstancias, me venia bien, lo intente el día anterior, imposible todo reservado, un dato importante, reservar, y otra cosa, no doblan las mesas, es decir, no te meten prisa para comer.

Servicio joven y profesional, bien llevado, a buen ritmo, el del comensal.

Dos panes distintos, poco habitual en un menú del día, y de calidad, algo también poco usual.

Entre los seis primeros, escogí el tarta de Atún, con alga wakame, atún sin adjetivos, tipo “rojo”, estamos en un menú del día, en un local consecuente, buen atún , buena combinación , con la ensalada de wakame , brotes , y juraría , no estoy seguro , que un poco de cilantro , que me encanta , una ración , ajustada al precio y al producto , sin pasarse , ni quedarse corta , perfecta .

De los seis segundos, me dio por algo que no suelo pedir en un menú de estas características, laminas de entrecot a la pimienta, acerté, poca salsa, después de probar la carne, yo diría, que incluso sobraba salsa, mejor sabor que alguna afamada chuleta de la capital bilbaína y en un menú de 15€, alucine, gajos de patata, ricos y ricos pimientos.

Después del tartar y el entrecot, no lo dude, el postre tenia que ser a nivel, me pedí la tarta de queso horneada, soy un forofo de este postre, tipo chesscake , rica crumble de galleta la parte del queso , con sabor a queso , nada de limón , muy rica .

Para beber, incluido en el menú, un Rueda, rico, de esas bodegas que todavía tienen verdejo antiguo, y no todo recién plantado, y eso se nota, mejor que muchos verdejos que andan por la hosteleria de la zona , conozco bien la bodega , la próxima , pediré tinto , creo , no estoy seguro , que te ponen un criancita , también muy rico .

Se que es tarde para resumir, pero fue un menú tan satisfactorio, que me dio por tomarme un gin de miller, cosas de comer bien y ser viernes, se viene uno arriba.

Como dato curioso , el menú vale lo mismo que en el 2012 , 15€ aunque creo que los vinos , incluso son mejores , aquel año , tenían un merlot de tierra de castilla , que tampoco estaba nada mal , como han conseguido mantener el precio e incluso mejorar el menú , es un secreto que deberían copiar mas locales , el gin , de blue ribbon del 2012 , al mismo precio que el millers , 9€ .

En otra ocasión, un festivo, me fui con la familia a comer el menú del sábado, 19,9€, el mismo formato que el menú relatado anteriormente y prácticamente la misma satisfacción, la rcp es de 10, no se puede hacer mas con estos presupuestos, menos es fácil, mas, prácticamente imposible, no me extraña que este a tope en las dos ocasiones.

Buenos comentarios había leído yo de este local y como no podía ser de otro modo tenía que visitarlo a no mucho tardar.
Así que dicho y hecho que tal y como están las cosas del mundo últimamente, lo mejor va a ser aprovechar el día a día.
Zona de barra por un lado y comedor por el otro. Correctas mesas, correctamente preparadas. Decoración original. Destacar el más que amable servicio. Muy atento en todo momento y con ganas de agradar, cosa que consiguen. Dispuestos a solucionar dudas, no a crearlas. Se agradece.
Buen pan presentado en original recipiente.
Para beber primero hemos pedido un par de copas de txakoli. Txabarri, de Zalla. Un rico vino blanco que además está cosechando unos cuantos galardones. Algo estarán haciendo bien. Nos ha gustado mucho.
Mi compi de hoy lo tiene más que claro. No quiere cenar mucho. Además es de ideas claras. En cuanto lee lo de pulpo......
Pues sin lugar a dudas uno de los mejores que hemos probado nunca. Unos tacos de pulpo a la plancha con crema cítrica de patata confitada y arena de pistachos. Un toque moderno a un producto de excelente calidad y tratado de manera estupenda. Muy rico.
Como queremos “cuidarnos” pues de segundo compartimos una ensalada de pollo crujiente. Dejo que Aran devore la mayoría del pollo puesto que sé que el próximo plato ni lo va a tocar. Destacar en esta ensalada algo que desgraciadamente no es demasiado habitual. La cantidad más que generosa del ingrediente principal. Sin engaños, sin disimularlo con verdes y más verdes que últimamente tan normal parece ser. Buena ensalada.
Yo tengo antojo y me apetece un montón. Así que me pido un sashimi de atún con su punzu. Acompañado por un poquito de wasabi. La ponzu no es otra cosa que una salsa cuyo ingrediente principal es la soja. Típica al cien por cien en la cocina japonesa. Ahora ya se que para disfrutar del wasabi en su justa medida, lo mejor es mezclar un poco en la salsa de soja y así tenemos el picante y el salado a la vez.
Para acompañar el atún he pedido unacopita de cava. Como no tienen más pues…. contigo…..Jaume Serra. Un cava correcto, sin más pero que por su precio tampoco podemos pedir peras al olmo. Se deja beber.
Como siempre la cuestión dulce parece que siempre encuentra un hueco en nuestros estómagos. Así que quizás la mejor opción sea el chocolate.Todo chocolate. Tres texturas. Rico, muy rico. Casi más cuatro que tres son las texturas. Un chocolate líquido, un helado de chocolate blanco, una “tierra” de chocolate y un brownie. Perfecta conjunción, más aún para un chocolatero como yo.
Un cortadito y una infusión completan la cena. Evidentemente con estos precios y estas calidades me verán por allí.
Para ver alguna foto: http://gastiondo.blogspot.com.es/2015/11/restaurante-zaka-bilbao-pues-va-ser-que.html

Así definiría el menú diario de este local, local juvenil y sin grandes pretensiones, con una cocina sencilla, adornada por toques asiáticos y originales.

Empezamos por un aperitivo de txistorra laqueada con vinagre de modena , rico .

Yo me pedí una sopa de cebolla con tosta, queso brie y humo de tomillo, nada de humos raros, encima del brie, que salía tostadito, una rama de tomillo a la que le habían aplicado el soplete, y que salía con un rico aroma , plato rico y con sabor.

Mi mujer pidió revuelto de verduras con tosta de pan polar, abundante y buen textura.

De segundo me pedí solomillo de cerdo a la plancha con salsa teriyaki y boniato frito, que sonrojadito, el solomillo y que gusto más rico, me encanto.

Ana se pidió, bacalao al shiro miso con arroz basmati , yo soy de los que me como el bacalao, desalado, en la cabeza de un tiñoso, si hace falta, pero este era fresco, y no me gusta nada , no me sabe a nada , pero a ella , si le gusto .

De postre, yo, creme brulee y Ana, manzanas asadas al txakoli, por supuesto no sabían a vino, postres normalitos , para beber un vino de la tierra de castilla , un merlot , del 2011 , me gusto , se enfrentaba a los elementos , luchaba , no como el salceda del día anterior , que ya se rindió antes de salir de la botella .

Como era viernes y ya estaba todo el pescado vendido, me tome la licencia de tomarme un gin-tonic, de mi blue ribbon, sin florituras, pero muy rico a 9€ iva incluido y manzanilla para ella a 1,40€..

En conclusión, menús divertidos, sencillos y por 13,65+iva, con vinito incluido

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar