Restaurante El Cigró d'Or en Gelida
  

Restaurante El Cigró d'Or

13
Datos de El Cigró d'Or
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
6.1 10
Comida:
7.3 10
Entorno:
6.5 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Catalana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes y las noches de domingo a jueves

Teléfono


13 Opiniones de El Cigró d'Or

Després d'algunes visites des del darrer comentari, confirmem el bon nivell mantingut per la cuina d'aquest restaurant: Bon producte cuinat al seu punt just. Un valor segur a l'Alt Penedès

El sitio nos gusto mucho, és lo que esperas. La comida bien en cocción, raciones justitas. Muy buenos los garbanzos, se nota la materia prima de primer nivel y la ejecución, el salmonete buenisimo. És un sitio para frecuentar, el vino en su punto.

Despues de todos los comentarios,estabamos convencidos de comer bien.Nada mas lejos de nuestra imaginacion.Cuando empezamos a leer la carta,pregunte si tenian unos canelones que ofrecian en su pagina web,la respueta fue que la pagina no estaba actualizada y que no era posible.Los famosos garbanzos no tenian nada que ver con lo que esperabamos,sosos,duros y sin ninguna gracia especial.El arroz era aceptable,lo unico que es increible es que si no te gusta el pimiento rojo es imposible comerselo ya que su tamaño es milimetrico.En los segundos el desastre fue total.Todo el pescado estaba crudo y no estabamos en un restaurante japones.El foie requiere una tecnica especial para poderlo limpiar de venas y arterias y por supuesto no la conocian.Los postres eran aceptables pero la pega es que cuando llegamos nos aconsejaron pedirlos antes de comer,cuando llego la hora de los postres,tuvimos que esperar unos 20 minutos.

El servicio es correcto pero muy justo para poder servir a todas las mesas(solo 1 camarero)
y aunque parece por otros comentarios que la relacion calidad precio es buena creo que sigue siendo caro cuando no se cumplen las expectativas que proporcionan los premios y la prensa.
Alguien me tendria que explicar si esta es la nueva generacion de jovenes cocineros que representan la cocina de nuestro pais(Catalunya)

En un enclave vinícola por excelencia, el Cigró d'or ya no es un descubrimiento para muchos adeptos,que han hecho de esta casa un clásico. Para mí, conocido a través de un premio reciente y los comentarios de Verema, un lugar perfecto para un festín, tanto de lo gastronómico, como de lo visual.
En el plato: Garbanzos imprescindibles, escudella de perdiz, cap i pota con cangrejos de río...Ejecución justa, sin prestarse a efectismos ni tecnoemocionalismos (tecnica y emoción no son palabras que puedan unirse fácilmente) En lo visual, el paisaje ya comentado por otros veremeros, también el movimiento de la sala, con un servicio que suple su inexperiencia, con su entusiasmo; y eso el cliente lo percibe. De agradecer que el chef no vaya de estrellita por la sala, y se dedique a cuidar de su cocina y de que los platos salgan a tiempo y bien acabados (quien quiera hacer espectáculo, que se meta a cómico)
Sin duda volveremos.
La calidad/precio, un argumento más para repetir sin tener que ahorrar seis meses.

Me ha gustado mucho este sitio. Cocina creativa pero sin olvidar su localización, con platos realmente sorprendentes. La materia prima muy buena y las elaboraciones muy bien ejecutadas. Comí un arroz con boletus al dente, bien sabroso y jugoso. Probé unos garbanzos con tocino y setas que estaban buenísimos. Luego tomé un bacalao perfectamente cocinado con unas lentejas y rebozuelos que estaba muy bueno. Sara comentaba que su pescado (Molls, no se lo que es en castellano) con un arroz rojo integral estaba sabroso. El postre realmente bonito y con todavía mejor sabor. No apunté todo lo que llevaba, pero era un helado de kefir, con una especie de mousse cítrica con una capa de tomate. Lo del yogur esferificado era ya para nota. Muy bueno, repetiría.
Comedor con vistas a Montserrat (merece la pena mencionarlo al reservar), aunque estaba algo nublado y no llegamos a disfrutar de la vista. Mesas amplias y buenas copas y platos.
El servicio de vinos correcto, con una carta suficiente, centrada sobretodo en productos de la zona. Tomamos dos cavas excelentes el Imperial de Gramona 2004 y el Elisabet Raventos 2002.

  • Yogur esferificado

  • kefir

  • Molls con arroz rojo

Bien, muy bien. Cocina mediterránea bien elaborada y con buen producto. Menú degustación por 35 euros incluyendo: Dos medios primeros platos, medio de pescado y medio de carne, postre. Recuerdo especialmente el arroç amb pop y el rabo de toro con ensalada. Carta de vinos bastante completa (ya tienen vinos de postre) Servicio atento y eficaz. Por cierto, las vistas sobre el penedés i Montserrat son preciosas. Para repetir.

Bien, muy bien. Cocina mediterránea bien elaborada y con buen producto. Menú degustación por 35 euros incluyendo: Dos medios primeros platos, medio de pescado y medio de carne, postre. Recuerdo especialmente el arroç amb pop y el rabo de toro con ensalada. Carta de vinos bastante completa (ya tienen vinos de postre) Servicio atento y eficaz. Por cierto, las vistas sobre el penedés i Montserrat son preciosas. Para repetir.

Excepcional restaurante de cocina mediterráneo arraigado en la cultura gastronómica catalana, guiños a una cocina de autor con raíces. Entrantes bien elaborados con buena materia prima, perfecto el trato de los pescados y buen punto de cocción de las carnes. Repostería a la altura del resto de la cocina.
En servicio del vino muy correcto, con una bodega amplia que presta especial atención a los vinos de la zona y servicio de sala muy profesional a la vez que amigable y accesible.
Mi más sincera enhorabuena a este restaurante por su filosofía y su trato del comer y el beber.
No dudaré en repetir cuando esté por esta zona.

Acudí por primera vez a este restaurante hace veinte años y siempre en sus diferentes facetas he disfrutado de su cocina, desde cuando era restaurante de cocina de mercado y familiar, pasando por etapas distintas pero acertadas hasta la actual, donde la profesionalidad y las ganas de hacer las cosas bien, se palpa al entrar en el local.
La decoración se distribuye con la aportación que a dado cada una de las etapas del restaurante aunque el toque modernista y minimalista que le ha dado el actual equipo le da al comedor comodidad y equilibrio.
Sensacional su menú degustación por 30€ carta de vinos justa pero muy bien estructurada, como es natural, ponen especial atención a la zona del Penedes y con algún guiño a vinos franceses; cristalería, temperatura y servicio correctísimos.
Mención especial al personal de sala, atento, educado y muy preparado.

Restaurant con una relación calidad precio muy buena. Entre semana hay un menu sensacional a 11 euros, y también hay carta, y un menú de degustación por unos 30 euros, de muy buena calidad. El servicio es muy correcto, y la carta de vinos aceptable, con pocos vinos y cavas pero de buena calidad y precio. Cada vez es más conocido su joven cocinero, y con razón. A tener muy en cuenta.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar