Restaurante MarmitaCo

Datos de MarmitaCo
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
6.0 10
Comida:
6.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Álava/Araba
Localidad: Vitoria - Gasteiz
Dirección: Avda. Judizmendi
Código postal: 01002
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 29,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de MarmitaCo

A estas alturas no descubro nada si digo que el MarmitaCo tiene una de las mejores barras de pintxos del país. La imaginativa cocina en miniatura de su chef, Josean Merino, ha recibido premios allí donde se ha presentado a través de concursos y certámenes. Lo he visitado numerosas ocasiones y siempre he salido satisfecho. El precio de los pintxos suele oscilar entre los 2 y 3€ y el de sus vinos por copas entre 1,20 y 2€.

En el restaurante ofertan habitualmente un par de menús, uno corto y otro más largo, con precios muy competitivos (19,75 y 29,50€, respectivamente), lo que ayuda mucho a que sea cosa corriente que tengan llenos en fines de semana. Sin embargo, y me baso en la experiencia de varias visitas, el nivel de su cocina en general baja muchos enteros con relación a lo que se ofrece en la barra. Supongo que el trabajar con precios tan ajustados tiene mucho que ver con esto.

En esta última ocasión pedimos el menú largo, que consistió en lo siguiente:
*Aperitivos:
- Piruleta de foie con crunchy de tomate y frutos secos: resultón en el diseño (es un trozo fino de foie rebozado de frutos secos triturados y pinchado en un largo palillo), pero no me dijo nada más.
- Planchadito ibérico con panceta de bellota: tan planchadito estaba que se quedó en una lámina quebradiza, con lo cual el sabor de la panceta, sobre todo si era ibérica, estaba muy desvirtuada.
*Entrantes
- Puding de bonito en escabeche con tomates asados: lo peor de la comida, hasta el punto que me costó acabarlo. El puding, que se presenta en un taco pasado por la plancha y que simula un atractivo trozo de pescado, sabe más a leche y harina que a bonito.
- Crema de porrusalda con bacalao y boletus: impactante en la presentación (el bacacalo y los hongos se presentan en un tarro del que al abrirlo sale humo y sobre los cuales se añade la crema), pero nada más. Se supone que al juntarlo todo nos deberíamos encontrar una versión moderna de la porrusalda, pero lo que nosotros hallamos fue un puré deslabazado con tropezones de insulso bacalao y setas.
- Espuma de parmesano con cecina y almendra fritas: la crema de queso estaba muy buena, potente de sabor y muy cremosa, y hacían un buen contraste con el resto de los ingredientes, que se presentaban en textura crujiente.
- Arroz meloso de rabo con setas de temporada: buen sabor en conjunto, pero el arroz estaba pasadísimo. Las setas, que no digo que no las llevara, no las ví. Por cierto ¿qué setas hay en esta época? Nada más me suena de finales del invierno y principios de primavera las llamadas setas de Marzo (Hygrophorus marzuolus).
*Segundos (se elige uno entre cuatro disponibles)
- Bacalao Skrei con verduritas y crema de piquillos: lo pidió mi mujer, pero me comí casi la mitad, y estaba muy bueno.
- Cordero asado a baja temperatura con ensaladita: este es el segundo que pedí yo y me gustó. La carne estaba jugosa y tenía buen sabor. Por cierto, la ración que me tocó era un trozo de cuello (¿mala suerte o es que es esa la única parte del animal que sirven?)
*Postre
- Intxaursaltsa cremosa con manzana a la vainilla: servida en un tarrito (creo que abusan de este tipo de presentación), me la acabé por que soy un tragón. La de mi mujer se quedó casi entera.

Respecto al apartado del vino su oferta es muy corta, no citan las añadas y el vino se abre junto a la mesa, pero sin presentarlo previamente. Tomamos un Pruno 2011 (16,75€) que, francamente, fue lo mejor de la comida.

Me ha extrañado que no estuviera este local comentado en verema ya que se trata de un restaurante muy popular en Alava, donde los pinchos son los protagonistas. Como en la mayoria de los locales de estas caracteristicas dispone de la zona de barra y el comedor, donde se puede hacer una comida más formal. El comedor es moderno, con una decoración desenfadada y las mesas vestidas con manteles individuales de papel pero con servilletas de tela.
Pedimos el menú degustacion formado por 2 apertivos, 3 entradas, 1 segundo a elegir entre 6 opciones y postre. Este menú incluye una botella de vino, el agua y el pan. Todo a 29,50. También dispone de un menú a mediodía a 19,75€.
Muy buenos los dos aperitivos: Piruleta de foie con crunchy de tomate y almendra y el langostino empanado con cacahuete y mojo picón, muy bien presentados.
De los entrantes destacaría la crema de calabaza con panceta ibérica, huevas de naranaja sanguina y anacardos, ganadora de el premio Cazuelita de Oro 2011 y un excelente rissoto de hongos con verduritas con Idiazábal. Nos hicieron el favor de servirnos la Floracion (que no estaba en el menú y solo se sirve con encargo), del cual habiamos oido hablar y que consiste en un recipiente en forma de maceta con una tierra comestible. Cuando se hecha el agua caliente contenida en una jarra, empiezan a surgir de la tierra unas mini verduras (esparrago, coliflor, etc). Todo un espectaculo.
De postre una destacable espuma de cuajada con piña asada y cereales, servido en una taza.
Respecto al vino, tomamos un Londoño, de crianza Rioja, correctamente servido, dan el vino a probar y lo sirven en una copas más que correctas.
El servicio de sala rápido y amable.
Muy recomendable

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar