Restaurante Restaurante USB (Un Señor de Bilbao) en Bilbao

Restaurante USB (Un Señor de Bilbao)

Datos de Restaurante USB (Un Señor de Bilbao)
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
7.1 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.3 10
Entorno:
7.3 10
Calidad-precio:
6.6 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Vizcaya/Bizkaia
Localidad: Bilbao
Dirección: Indautxu nº8/10
Código postal: 48011
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 20,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


5 Opiniones de Restaurante USB (Un Señor de Bilbao)

Hoy me animo a bajar a la capi sin reservar, eso sí, nos acercamos antes de tomarnos un txakoli por Pozas para evitar sorpresas de última hora. Tengo yo grato recuerdo de este restaurante.
Me encanta el estilo, me gusta mucho a mi la “anarkía” y que no todo sea uniformado. Ese aire que tiene de tienda de arte, esas mesas iguales pero distintas, esa decoración en las paredes.....
Mientras ella va echando un vistazo a la carta, yo voy mirando un poco los vinos, aunque no es una carta espectacular, tiene alguna cosilla decente de donde elegir. Como no, me voy a los blancos y a los que tienen un poquito de crianza. Así que viendo lo que tienen, me decanto por un R. 2012. Variedades Viura y Malvasía. Bodega Remírez de Ganuza. Tras pasar dos meses sobre sus lías, lleva posteriormente una crianza de 8 meses. Buena nariz ligeramente afrutada y aunque se nota esa madera, creo que está muy bien integrada. Me gusta el vino.
El servicio a mi parecer ha mejorado sustancialmente, tanto el del vino como el del comedor en general. Gente joven y amable.
Nos acercan una cesta de panecillos de varios tipos. Todos ellos se dejan comer sin destacar en exceso. Pero uno es “panero”, que no panadero y sin pan no es nadie.
Comenzamos con una ensalada de setas silvestres con jamón de pato, virutas de parmesano y confitura de cebolla. Yo como que la preferiría un poco más pequeña. A fin de cuentas llevaría los mismos ingredientes pero con algo menos de lechuga. La confitura de cebolla está riquísima y hace que no tengas necesidad de aliñar más la ensalada. Un poquito más de los ingredientes que la anuncian no hubiese estado mal. Pero se deja comer.
Mi compi es “adicta” al pulpo y siempre que puede lo pide. Asi que una ración de un pulpo que está más a mi gusto que al suyo. Eso quiere decir que está un poco “durillo”. Que se entienda bien, que no es sin hacer. Buena cantidad de pimentón que le da un toque estupendo. Y las patatas correctas, sin destacar.
Arantza ha probado el cochinillo en Segovia, con el “montaje” de partirlo con el plato en directo. No le gustó. Es un poco “cobarde” para probar cosas nuevas y le marca mucho el hecho de ser el animal que es. Pero le comento que las cosas han cambiado mucho. Que la manera que tienen ahora los restaurantes de prepararlo hace que no parezca lo que realmente es.
Así que la animo y nos pedimos una ración de Crujiente de cochinillo con puré de patata. Pues le gusta. Si, es carne, carne sabrosa. Con esa corteza como reza, crujiente. Mi problema es que quizás he comido ya muchos y los he comido impresionantes. Este está correcto. Rico pero sin “enamorar”. Un pelín soso, eso, en nuestro caso, es poco perdonable. Somos “salerosos”.
No se anima con el postre y mira que le gustan, así que yo, pregunto si pueden sacarme media ración de alguna tabla de quesos. Es uno de los pocos restaurantes que le dan la importancia que se merece a tan suculento manjar.
Así que me decido por la tabla que lleva el nombre del propio restaurante y que se compone de cuatro quesos diferentes acompañados de una confitura de manzana:
- Afuega'l pitu: queso asturiano. Al parecer ,en un principio se le daba un trozo a probar a un pollo y si a éste le costaba tragarlo era que la textura era la buscad. Por eso el nombre que en bable significa “ahogar el pollo”, aunque ahora parece que lo traducen como “ahogar la garganta”. Elaborado con leche de vaca, principalmente Frisona. Tiene un sabor que no te dejará indiferente. De todos modos, lo recordaba yo más “potente”.
-Payoyo de cabra: Elaborado con leche de cabra de la raza Payoya de la Sierra de Cádiz. En este caso ha resultado un queso más bien “fresco”. Con sabor suave, quizás el que mejor ha “casado” con la confitura de manzana.
-Crottin Chavignol: queso de cabra de la zona de el Loira francés y de las llanuras de Berry. Degustado como ha sido el caso, en su estado más cremoso. Si se deja curar, se vuelve más ácido y duro y llega a desmenuzarse con facilidad. Tiene un sabor característico y bastante potente. Se ha merendado al anterior.
- Itxassou: Ha sido, y no es “patriotismo”, el mejor de la noche. En mi opinión, claro. Me gusta mucho el queso azul y más con un sabor fuerte pero sin “anestesiar”. Queso elaborado con leche de oveja en Iparralde. Al parecer voy a tener que probar esa mermelada de cereza de Itsasu que debe ser placer de dioses. Seguramente irá de vicio para algún queso.
Un cafecito y una infusión dan por terminada la cena.
Para ver las fotos: http://gastiondo.blogspot.com.es/2015/03/usb-un-senor-de-bilbao-y-uno-al-que-le.html

Como sabemos que nos movemos por impulsos, nos acercamos una hora antes a reservar, que uno no sabe muy bien si hoy toca llenar o no.
Nos sorprende ver que el resto de locales tienen un montón de gente en el exterior y este está vacío. Una vez en el interior nos damos cuenta de que ha habido un cambio.
La barra, aunque sigue allí, ya no presta servicio de barra de bar, han ampliado la zona de restaurante y han dejado de ser bar en sí.
Al preguntarles nos dicen que les es más rentable por la demanda de menú del día.
A mi me gusta mucho más la zona del fondo, mesas más amplias, ambiente más agradable.
Es un local bonito y este comedor está hoy prácticamente lleno.
La carta es amplia y si hay algo que uno no puede perderse aquí, al menos en mi modesta opinión son sus tablas de quesos.
Nos colocan en una mesa amplia, de cuatro comensales con lo que la sensación de comodidad es mucho mayor.
Comenzamos con una ración de Salmón ahumado. Cuatro lonchas de buen tamaño de un salmón correcto, tal vez comprado ya así preparado. Acostumbrado a ciertas maneras de trabajar este pescado en algunos de mis locales preferidos, la comparación en este caso hace que no pueda ser, quizás, todo lo imparcial que debería. Acompañado con tres mostazas distintas que yo no utilizo pero que alguna que yo me sé, mezcla con el salmón en rollitos "propios". Mira que le gusta ser "desobediente" con la comida. Disfruta y mucho, en esto consiste nuestra afición, sin duda.
Continuamos con una de pulpo a la brasa en aceite y pimentón este plato pudiera dar lugar a debate con algunos foreros que conozco. A mi me gusta mucho esta textura "tiesa", que te obliga a masticarlo más y así disfrutarlo por más tiempo. Algunos prefieren el pulpo más hecho. La ración me ha parecido un pelín escasa pero estaba bien rico y con el toque de brasa más aún.
Acompaña la comida una cestita de pan, un par de ellos panecillos tipo txapata de pequeño tamaño y otros trozos de barra casera.
Está rico pero tampoco es cuestión de ir a este restaurante exclusivamente por su pan. Dos con veinte euros pax. No termino yo de "acomodarme" con estos cobros en mi opinión desproporcionados.
Vamos ahora a por las mollejas con hongos buena ración, bien preparadas. Curioso me ha parecido el tremendo sabor a cordero que desprendían. De cordero son, lógicamente pero incluso con los ojos cerrados hubiese sido imposible confundir este plato con otro.
Los hongos son compañía ideal para el plato. Me ha gustado.
El amable camarero que nos ha servido nos ha comentado al principio que los quesos esperemos a pedirlos ahora, después de ver el estado de nuestro apetito.
Le comento lo que cenamos la vez anterior, lo recordaba por el sabor intensísimo de uno de ellos, para no repetir. Así que cuatro quesos distintos presentados en media ración:
Crottin Chavignol. Gruyer de Friburgo. Pecorino sardo. Stichelton.. Acompañan a los quesos una mermelada de manzana y unos trozos de nuez. La verdad es que me ha parecido una mezcla de quesos muy acertada, a excepción de uno de ellos, el resto con sabor muy intenso, siendo a mi parecer el más potente el Stichelton. Alguno que yo me sé seguro que viendo la foto nos detalla cada uno con muchísima mejor precisión. Ahí queda el "reto" lanzado. Animo Sergio.
Tienen una carta de vinos bastante amplia y como andamos en esta nueva afición, le digo al chico que nos recomiende un blanco con barrica. Vallegarcía Viognier 2010 Se nota en nariz esa barrica, no me ha parecido demasiada intensidad a fruta. En boca sí que se muestra "serio". El color no refleja esa intensidad que tiene. Un vino con excelente acidez, untoso. Largo postgusto. He disfrutado con él. El servicio del vino ha mejorado bastante. Presentada la botella, dado a probar, cubitera que hoy no ha sido utilizada y copas de correcto tamaño.
Para esos quesos necesitaba yo alguno vinito distinto, la oferta no es mala para lo que se encuentra por ahí.
PX albear 1927 un correcto vino que marida estupendamente con ese queso potente. Cuanta razón tiene Josean que sabe mucho más que yo de estos asuntos. Esto sí es una buena "pareja de baile".
El otro vino ha sido un Suter creo recordar. No he visto la botella. Color amarillo, mi chica dice que le recuerda al Gorka Izagirre del Azurmendi. Estaba rico.
Un cafecito en una mesa alta del exterior pero protegida del intenso viento que ya parece uno más entre nosotros y una sensación de haber disfrutado que es lo más importante. Volveremos a probar más quesos.

  • Tabla de quesos

  • Mollejas

  • Pulpo brasa

El pasado viernes, estuve en el nuevo y recien abierto restaurante Un Señor de Bilbao. La comida, esquisita, con una gran variedad de platos, pero LO MEJOR DE TODO, EL PAN. Nunca había comido un pan tan esquisito. Le pregunté al camarero. Éste, consultó en cocina y me dijo que era de una casa catalana. Creo que se llama Bellsolà (he consultado en internet).

Recomiendo este sitio a todo aquél que quiera disfrutar de una BUENA COMIDA y de un BUEN PAN. El precio, aceptable.

Como no podía ser de otra manera, ya se me ha adelantado el amigo Oscar así que la descripción del lugar está ya hecha.
Lo único a reseñar es que si llamais para reservar pedir que os pongan en el comedor pues tienen unas mesas a la entrada, junto a la barra y allí no será tan cómodo comer.
Como él pedimos el salmón con los espárragos, que la verdad es que estaban bastante ricos con ese punto de sal que a mi me encanta encontrarme en la boca. El marinado muy logrado.
Como uno no tiene el mismo saque pues de segundo unos txipirones a la plancha encebollados. Este plato estaba correcto, sin más, nada reseñable, ni de sabor ni de textura.
Tabla de quesos, cantidad más que decente, acompañada de frutos secos y una mermelada de frutas que casi sobraba por lo contundente de los sabores. Los cuatro quesos en cuestión han sido:
Ardigutizia, queso de oveja latxa de un intenso sabor.
Afuega`l Pitu, queso de vaca, en este caso del rojo, fuerte y picante, a mi no me ha hecho demasiada gracia así que mi acompañante ha dado buena cuenta de él.
Peyoyo, queso gaditano de cabra que la verdad es que estaba exquisito, es el único que se dejaba acompañar de la mermelada pero él solo se dejaba comer muy gustosamente.
Itxassou, un queso de oveja de Iparralde (País Vasco-Francés), queso azul, de sabor muy intenso que debía ser por obligación el último de la lista, después de comer algo así no te queda gusto para nada más.
Así que con la tabla de quesos nos hemos quedao suficientemente satisfechos.
Como comentó Oscar, el servicio del pan a 2,16e por barba, yo tampoco acabo de acostumbrarme, eso de cobrar el pan.....
Eso sí, una cesta con varios panes diferentes, a mi el de pasas me ha encantado.
Para beber un Nieva Pie F. Verdejo 2011 (17e), me ha gustado mucho, intenso aroma a fruta y la justa acidez y posgusto largo que acompañaba estupendamente a lo ingerido.
Como no podía ser de otra manera, un cortadito, muy normalito y una copita de Px, del dulzón, del que me encanta.
En resumidas cuentas que se puede volver, sin dudarlo, una bastante buena RCP, un local agradable, con una separación entre mesas suficiente.
Como nota curiosa, por si sirve de información, a la vuelta a casa, control de alcoholemia, con el resultado de 0,14, así que algo sí que se puede beber si uno cena en cantidad suficiente.

Situado en pleno centro de Bilbao , cerca de San Mames , y pozas , han abierto recientemente este informal restaurante , mesas de madera , de distintos colores ,mantelería de papel , y decoración agradable , si te fijas en los techos y paredes , han dejado , todo , como cuando se recorta , antes de pintar , pero de manera permanente , hasta aquí , lo informal .

Gente joven y profesional, uniformados, por su puesto de manera informal, carta de quesos, varias tablas, italianos, franceses, ingleses y del país (Abajo os dejare su pagina Web, para que echéis un vistazo.

No hay menús, solo una carta, aunque bastante variada, los precios ni baratos, ni caros, más o menos en la media, en la página viene todo con precios, cosa que se agradece.

Nosotros cogimos un salmón marinado con espárragos verdes a la plancha, abundante salmón, de calidad, la justa, por 12,96 € iva incluido y con unos diez espárragos, tampoco esperaba que fuera de keia o carpier .

Unas croquetas de jamón, seis de buen tamaño, ricas 10,80 iva incluido.

Yo me pedí , media tabla de queso , pues ni a mi mujer , ni a mi hija , les gusta , abundante para una persona , algo mas de media tabla , a mi entender , 9€ iva incluido , la tabla normal esta en 15€ , esta era la que llaman clásicos , parmesano reggiano , gruyere fribourg , stichelton y me cambiaron el idiazabal , por un payoyo , para mi el mas flojo .

A continuación, y como vimos que se pedía mucho nos pedimos un chuleton , para los tres, kilo y medio de chuleton , me habían comentado que sobre kilo doscientos , pero bueno , la verdad es que a mi mujer y mi , no nos dejo sitio para el postre ,a mi niña , le pedimos un surtido de helados , tampoco comió mucha carne , solo tiene cinco años , la carne tenia una pinta escandalosa , con un veteado , como un buen jamón , buen grosor y buen gusto , aunque reconozco que he probado carnes con mas gusto , ese gusto que les da la maduración en cámaras , estaba muy buena , pero no excelente , a 41 ,04 , el kilo , nos soplamos 61,56 € , solo en la carne , eso si comimos los tres , y nos ahorramos el postre, acompañando a la carne , unos magníficos pimientos en tiras , con un toque dulce , así como unas patatas en cascos, también dulces y muy ricas .

Para beber me pedí un luberri 2011 , que me gusta con el queso y con la carne , 15,12€ , así , así , carta de vinos con bastantes D.O diferente , cosa que se agradece y con riojas modernos y alguno clásico , para mi bastante bien la carta , también la podéis ver en la Web y los precios .

Agua 2,16, infusión 1,62 , gin-tonic Premium 9,50 , todo razonable y de calidad , solo me molesto una cosa , y como le comente a la persona que me atendió , mas que nada por falta de costumbre en mi tierra , me cobraron servicio de pan , 2,16 por comensal , al principio no lo hacían , pero según ellos , el tener tres variedades de buen pan , necesito de este encarecimiento , ya digo que en otros sitos me lo han cobrado , y no me ha molestado , pues es costumbre , como lo es ,por ejemplo en Asturias, cóbrate el pan y invitarte al chupito , a mi en mi tierra , y repito por costumbre , no quiero que me cobren el pan a aparte , ni que me inviten a nada , pero eso son manías mías.

http://www.unsenordebilbao.com/

  • buen chuleton y mejor acompañamiento

  • varias tablas distintas

  • Salmón , correcto

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar