Restaurante La Embajada (CERRADO): A La Embajada "se va".


Hay RESTAURANTES, de grandes ciudades, por lo general capitales de nación, A LOS QUE, por aunar, un marco suntuoso, por ubicación y decoración; un servicio que por diligencia, discreción y savoir faire, alcanza el sobresaliente; un tratamiento del vino delicado y didáctico (por presentación, exposición y explicación)y sobre todo una cocina refinada, bien elaborada que fusiona técnica con producto, SE VA.
Pues bien, esta es la impresión que tengo, después de haber visitado este restaurante, y ello por los siguientes motivos:

1.- EL LOCAL: Por ubicación en una de las zonas más bonitas y exclusivas de Valencia, la Plaza de Alfonso el Magnánimo. Huelga comentario para los que residimos en Valencia. Para los que no lo hagan, tan solo invitarles a que se den en paseo por ella; ya de día, ya de noche.
Por decoración, una iluminación, procedente de unas lámparas de cristal colgadas en el techo, nada agresiva permite que te relajes, que disfrutes del momento. Frescos en las paredes y en los techos, te recordarán en todo momento, que te encuentras en un palacete. Salón principal, del que destacan los miradores y balconadas acristalados con vistas directamente a la plaza donde se ubica, en las que se hallan pequeñas mesas, que crea un ambiente totalmente romántico, para compartir, una gratísima experiencia con tu pareja.
También existen salones separados del anterior, a modo de estancias, que acogerán a grupos de comensales que prefieran un trato personalizado, siendo constante en todos ellos una decoración exquisita.
Coronando, todo ello, una claraboya que enamora por composición, figuras y colores.

2.- LAS MESAS: De tamaño amplio, vestidas de forma, más que notable, en lo que, a mantelería, cubertería y cristalería, se refiere, contribuirán a que te sientas a gusto, muy cómodo. Con una holgadísima separación entre ellas, te permitirá mantener tu intimidad, serás el dueño de "tu" conversación, que no se verá perturbada por la mantenida en las mesas vecinas.
Si optas por uno de los salones, lo expresado en el párrafo anterior, alcanza la excelencia.

3.- EL TIEMPO: La cadencia de presentación y retirada de los platos, la esperada; máxime, si el festín lo estás compartiendo con otros comensales en uno de los salones. No hace falta hacer hincapié en el mérito que tiene servir a una mesa entera con temperaturas, de los platos, justas y con puntos de cocción solicitados, que permiten apreciar todos los matices y aromas.

4.- EL PERSONAL: Respetuoso, discreto, educado, nada intrusivo, atento en el trato y a la necesidad del comensal (relleno de copas, reposición de panes...). Tiene ganas de agradar.

5.- LA PRESENTACION: armonía en la composición y puesta en escena. Todos los componentes, están presentes, no sólo fisicamente sino que transmiten con fidelidad lo que cada uno representa. Ninguno eclipsa al otro. Se complementan, entre sí, hasta lograr el resultado perseguido. El ingrediente principal es lo que es. El complemento del mismo lo ensalza, para así, apreciar su textura, aroma y sabor.

6.- EL VINO: Buena carta de vinos con precios ajustados; "los tiempos mandan". Se nota el esfuerzo por ofertar una relación precio -calidad de alto nivel.
El servicio excelente, tanto en lo que se refiere a envinado de copas, como a la decantación de los caldos si fuere preciso; eso sí, previa pregunta al comensal, y siempre con su aquiescencia y aprobación.
La directora de toda esta orquesta, Amanda; se nota su presencia, conduciendo con armonía la sinfonía de la que somos partícipes.

7.- LA COCINA: La calificaré como refinada, honrada, fácil, fresca, nada indigesta y, al mismo tiempo, elaborada. Técnica, muy técnica, pues sabe conjugar puntos de cocción justos, con aromas de productos utilizados, que realzan la textura de los ingredientes, respetando los aromas y sabores de cada alimento. Platos que alcanzan el nivel de exquisitez. Resultado, totalmmente, satisfactorio.
Veo a Vicente Patiño mucho más suelto, que el que encontré, en un establecimiento anterior a éste. Ha logrado quitarse el corsé, que según mi opinión, impedía manifestar la creatividad y técnica que atesora. Ha corroborado, lo que, algunos pensábamos; un cocinero con una gran capacidad para sorprender al comensal, por elaboración y presentacion (la vista también permite disfrutar) de los platos. En cada plato manifiesta su personalidad, su impronta, se distingue de los demás, y eso el comensal lo agradece.

El festín degustado en esta ocasión ha sido el siguiente:

1.- SNACKS:

A)- Falsa empanadilla de pisto y atún: Servida en un vaso, sería el equivalente a una empanadilla deconstruída, en la que encontramos al menos dos texturas; una espuma de tomate de color suavemente rojizo, todo sabor, que se compenetra con pequeños trocitos de pasta y atún con un ligero toque de pimiento rojo. Impactante por su profundo sabor que nos evoca cenas en época estival.

B)- Guacamole de salmón y maíz tostado: Guacamole de muy buena factura, especialmente fresco por el juego del cilantro, realza el salmón, descubriendo un sabor profundo, y, compensando la grasa del pescado. El maíz tostado le da un toque crujiente. Plato bien ejecutado.

C)- Anchoas de Santoña con tomate "aliñao": Salazón en su punto óptimo de sal y firmeza, nos permitió degustar una anchoa de un porte y tamaño excepcionales. Profundidad de sabor y retrogusto. El lecho de tomate, ligeramente dulce, le aportaba frescura. Complemento perfecto del salazón. Apetitoso.

D)- Steak Tartare: Buen producto y corte de carne apropiado, con utilización de cebolla, que quizás difuminó, casi se apoderó, en exceso el aliño del steak. Particularmente prefiero el steak sin cebolla, o como máximo, con chalota (mucho más suave). No me enamoró.

E)- ¡Qué ensaladilla!: Este es el título del snack pero resume perfectamente lo que este plato transmite. Una verdadera admiración, que va más allá, muchísimo más allá, de los signos de admiración utilizados en su redacción. Integración total de los productos que se convierten en un amalgama de texturas y sabores. Quedan integrados unos con otros y al mismo tiempo mantienen una diferenciadora personalidad. Sabes en cada instante lo que tienes en la boca pero con una homogeneidad y suavidad que raya en la sensualidad. Excelsa.

TAPAS:

A)- Ostra Girardeau, tocino, apiobola y boletus: Perfecta conjunción de productos y sabores. Los boletus perfuman el plato y te abren las papilas para apreciar la ostra y el apiobola. Estos dos últimos ingredientes puganan entre sí para ver, cual, de ellos domina al otro. Es una partida de ping-pong que no tiene ganador; o sí: el comensal.
El resultado, un festín para los sentidos, especialmente el gusto, el olfato y algo, la vista. Para enmarcar.

B)- Sardina confitada a la brasa con emulsión de tomate y sésamo garrapiñado: O como convertir un producto humilde en una obra de arte culinaria. Sardina, firme de textura, con un sabor ligeramente ahumado, que mantiene toda su esencia, y a la que el sésamo garrapiñado alegra, como si se tratara de unos frutos secos de gran calidad. Matices de cacahuet, pistacho y un ligero recuerdo de avellana. Muy buena ejecución.

C)- Ternera en salazón con su grasa emulsionada y "chimichurri" de hierbas: Para mí, el PLATO ESTRELLA de la cena. Técnica asombrosa, para lograr cauterizar la ternera, a través del salazón. Jugosa y suficientemente "cocida"; suave y al mismo tiempo sápida. Recuerda al tataki de atun rojo pero ligeramente más sabroso que el pescado.
El chimichurri, de hacer la ola por punto de aceite; ligero, pero, totalmente integrado toque avinagrado; pero, por encima de todo, por no haber utilizado ají, y sí, un pimentón dulce de un sabor y aroma excepcionales (¿será de La Vera?) junto a hierbas mediterráneas. La salsa creaba adicción, invitaba una y otra vez a saborearla. Plato para repetir una y otra vez. Por sí solo, merece una visita este restaurante.

PLATOS:

A)- Corvina, velouté de Valdespino y lechuga encurtida: Pescado de gran firmeza, se mastica; y sabor, magníficamente ejecutado a la plancha, sobre una de las salsas más delicadas que he probado. Como el propio nobre indica sería "Valdespino aterciopelado" integrado en un fumet de pescado de gran profundidad que complementa el sabor sincero y ausente de disfraces del pescado. La lechuga encurtida, nada fuerte el encurtido, limpia las papilas y potencia con el toque sutilmente avinagrado el binomio pescado-salsa. La salsa para publicarla en un manual de cocina. Si el plato, que me impactó fue la ternera en salazón, esta salsa me enamoró.

B)Lomo bajo de ternera asturiana marinada en hierbas, berenjena a la brasa, miel hierbabuena y comino: Carne de buen corte y factura, con punto de cocción notable ( especialmente al tratarse de doce personas).La miel disimulaba la fuerza de la berenjena y ésta, una vez domada, potenciaba el sabor de la carne; conjuntada, esta preparación, con una salsa en la que la hierbebuena la perfumaba y las hierbas aromáticas, parte de la miel y el jugo de la carne conformaban una esencia plena de sabor concentrado. Muy gustosa y natural la salsa. Sabroso el plato.

POSTRE:
Pera con tofe de regaliz y pimienta: La pera ligeramente escaldada conservaba su firmeza y sabor. Punto picante de la pimienta y profundo, quizás, demasiado potente, elsabor del tofe que se apoderaba del de la pera. No me transmitió nada especial.

CONCLUSION:
Después de esta magnífica cena, creo, que La Embajada puede convertirse en un restaurante de referencia en Valencia; ello, por cuanto, aúna todo lo que un gran restaurante puede ofrecer a un sector del público, RESTAURANTE AL QUE SIMPLEMENTE (y eso ya es mucho) SE VA (a disfrutar de un marco elegantísimo y cuidado, cocina de alto nivel, servicio atento, bodega equilibrada) con el restaurante que ADMITE a todas AQUELLAS PERSONAS PARA LAS QUE PRIMA una COCINA y BODEGA más que NOTABLES sin entrar en valorar otros activos, como pueda ser un marco excelso y la localización en zona noble de la ciudad:
Totalmente recomendable.
Excelente RPC.
El precio es con vinos.

  1. #1

    Javier46

    Excelente comentario a uno de los mejores restaurantes de Valencia emho. Además relatas fielmente lo que una experiencia autenticamente memorable.
    Enhorabuena

  2. #2

    Red19

    en respuesta a Javier46
    Ver mensaje de Javier46

    Gracias por tu intervención. Realmente, fue una experiencia estupenda por el festín disfrutado, pero, muy por encima de todo ello, por la compañia.
    Un abrazo.

  3. #3

    Gastiola

    Evidentemente a tí no se te puede echar la bronca por no dar detalles. :-)))))))

  4. #4

    Red19

    en respuesta a Gastiola
    Ver mensaje de Gastiola

    Gracias por tu intervención. Y si, consideras que es demasiado rollo, a la próxima, te prometo darle una cura de adelgazamiento.
    Un cordial saludo.

  5. #5

    Jlggg

    en respuesta a Gastiola
    Ver mensaje de Gastiola

    Pues fijate ,hecho en falta algún comentario sobre los servicios, ja,ja.

    Saludos

    José Luis Giner

  6. #6

    Jlggg

    Excelente comentario. A ver cuando nos vemos.

    Saludos

    José Luis Giner

  7. #7

    Red19

    en respuesta a Jlggg
    Ver mensaje de Jlggg

    ¡Muy bueno ,José Luis!, pero, eran unos servicios modernos y luminososo. Gran índice de limpieza y asepsia.
    Organiza algo.
    Un abrazo.

  8. #8

    Jlggg

    en respuesta a Red19
    Ver mensaje de Red19

    Estoy en ello pero el personal está mudo.

    Saludos

    José Luis Giner

  9. #9

    Javier46

    en respuesta a Jlggg
    Ver mensaje de Jlggg

    Desde que estas en lo fashion no se puede hablar contigo............

  10. #10

    Jeronimo

    Como ya nos tienes acostumbrados un extraordinario comentario, lástima que te prodigues tan poco.
    Un abrazo.
    PD. ¿Quién es Red14?

  11. #11

    Red19

    en respuesta a Jeronimo
    Ver mensaje de Jeronimo

    Gracias, Gran Jefe, pero a veces, el tiempo escasea y hoy he podido dedicarle, un rato, a este estupendo restaurante.
    Red14 es mi hijo Gonzalo que quiere iniciarse en este "nuevo mundo" para él.
    Un abrazo.

  12. #12

    Jeronimo

    en respuesta a Red19
    Ver mensaje de Red19

    Sospechaba algo parecido y me alegra muchísimo, ya lo iremos formando. ¿Lo del 14 es por la edad?
    Un abrazo y a ver si subes por aquí.

  13. #13

    Red19

    en respuesta a Jeronimo
    Ver mensaje de Jeronimo

    No, no tiene nada que ver con la edad; tiene 21 años. Es el número con el que jugaba a fútbol.
    Un abrazo.

  14. #14

    Javier46

    en respuesta a Jeronimo
    Ver mensaje de Jeronimo

    Es un vago

  15. #15

    Jeronimo

    en respuesta a Red19
    Ver mensaje de Red19

    Ya me parecía a mí que se iniciaba muy pronto.
    Un abrazo a los dos.

  16. #16

    Red19

    en respuesta a Javier46
    Ver mensaje de Javier46

    Muy bien, Si tú ya trabajas por los dos.

  17. #17

    Jeronimo

    en respuesta a Javier46
    Ver mensaje de Javier46

    No creo, en escribir un comentario como ese, yo tardaría meses.

  18. #18

    Javier46

    en respuesta a Jeronimo
    Ver mensaje de Jeronimo

    Buen paladar tiene el chaval. 21 años pero con recorrido. Doy fé

  19. #19

    Red19

    en respuesta a Javier46
    Ver mensaje de Javier46

    Lo ves con muy buenos ojos,

  20. #20

    Jeronimo

    en respuesta a Javier46
    Ver mensaje de Javier46

    Teniendo un padre como el que tiene, que remedio le queda al chaval, jajaja

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar