Restaurante La Santa Companya

Datos de La Santa Companya
Precio Medio:
28 €
Valoración Media:
6.8 10
SERVICIO DEL VINO:
7.1 10
COMIDA:
7.0 10
ENTORNO:
6.0 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: Ciutat Vella
Dirección: C/ Roteros, 21
Código postal: 46003
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 18,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Todos los días al mediodia.

Teléfono


Opiniones de La Santa Companya
OPINIONES
42

Non c´e parangone!!!
Es unos de los sitios donde más nos gusta salir a cenar en esta ciudad...
Somos habituales desde el 19 de Marzo de 2002, en que la casualidad hizo que pararamos a tomar un vino... Probamos y repetimos, y asía hasta anteayer noche...
Lo hemos probado todo, pero hay que decir que últimamente el tartar de atún está todavía más bueno... y que los pinchos son siempre un acierto. El que yo tomé el lunes llevava jamón y tomate seco, además de queso azul... En fin, creo que el truco está en que es sencillo, los sabores están perfectamente combinados, es rápido, el trato es estupendo, la carta de vinos es consistente y extensa, y el cuidado en servirlos y recomendarlos esmerado. Si además, sumamos que no nos arruina, es un placer disfrutar de La Santa.
La única cosa, que no es que sea mala, pero bueno... Cada vez está más lleno. Reservamos por si acaso siempre... y siempre está lleno, incluso un lunes.

Me encanta este sitio!!!! Lo descubrí en enero de éste año y desde entonces lo frecuento a menudo pero con miedo y respeto en no ir demasiado para no "quemarlo" que es lo que ocurre cuando te gusta un sitio mucho. Lo podeis encontrar e el corazón del Carmen.
El local es una pequeña enoteca, minimalísta, acogedora, moderna. Tienen una bodega más que completa y muy, muy, muy interesante. Lucca encantador siempre, el trato es exquisito.
La ensalada de ventresca riquísima, los pinchos, los montaditos sorpresa son obligados, carpaccios, chacina de calidad y los tartares cualquiera de ellos impresionantes. Excelente R.C.P. Por poner un pero, las mesas y sillas para cenar son altas, pero con suficiente espacio.

Nueva visita, también jueves noche. esta vez reserve con antelación. Fuera de carta no había nada, así que nos decidimos por una selección de los pinchos del día (muy buenos), ensalada de ventresca (con media ración hubiera sido suficiente), surtido de chacina italiana, carpaccio de avestruz, tartar de atún y un variado de quesos (tal vez lo único más flojito). Todo magnífico. A mi pareja le encantó. Acompañado por una botella de Les Alcusses. Sigue teniendo una magnífica RCP. Espero volver pronto.

Jueves noche. De fuera de carta, polenta con ragú, parmesano y rucola (bien). recomendación de Lucca, el tartar de atún, que me gustó bastante. el postre fue tarta de chocolate casera agradable, todo ello acompañado de un par de copas de tinto Les Carrasses. Sitio agradable para cenar por la selección de vinos, y también porque a pesar de ser un sitio pequeño (viernes y sábado debe ser recomendable reservar con anterioridad) no es ruidoso. Tal vez lo peor son las banquetas, bastante altas. Repetiré seguro.

Restaurante-bar sorprendente y muy agradable. A mi me encanta, y encima lo tengo bastante cerca de casa. Ideal para pasar cuando vuelves del centro y tomarte una copa de vino con uno de los pinchos, o una brascada o cualquier plato-obra de arte de los que prepara Marta delante tuyo. Buena RCP, a destacar el Tartar (cualquiera de lso dos) o el carpaccio de buey, originales ensaladas, buff solo recordarlo se me hace la boca agua. Ademas Lucca es muy simpático y en el local te sientes muy agusto, sobretodo si vas a horas tranquilas. Lo mejor para comer un domingo. Buena carta de vinos, precios y cristalería. Variedad de vinos por copas.

Sorprendente propuesta culinaria con una relación calidad precio... que ya no recordaba, excelente.
Todo lo que probé me gustó. Sin cocina hacen lo que muchos no son capaces con toda la maquinaria del mercado, prueba de que el cariño y el ingenio en el trabajo son capaces de casi todo. Chapeau.

En pleno corazón del Barrio del Carmen encontramos esta pequeña enoteca donde se puede disgrutar de una buena, aunque escasa, selección de vinos por copas.
La cocina es sencilla y sin demasiadas complicaciones, salazones, jamoncito, los citados tartares... Pero atención a los montaditos sorpresa que preparan. Imprescidibles!!!
El único pero es la incomodidad de un local en que debes encaramarte a una banqueta alta para poder comer. No obstante la distancia entre mesas es correcta y el local es encantador, además de poder disfrutar de las atenciones de un servicio correcto y profesional.

Subscribo todo lo anteriormente dicho...
Encantadora vinoteca muy en la línea de las Enotecas de Francia e Italia.
Aquí lo importante es el vino y se nota, la carta de vinos es completísima y muy interesante, no obstante hay también vino por copas y sugerencias en oferta fuera de carta! La comida es realmente buena y original y marida casi a la perfección con los vinos que selecciones...Destacar Los tartar de Steack y atún, las ensaladas, los pinchos y sobre todo la perfecta rueda de quesos...Buenísimos todos.
Local minimalista, perfectamente decorado y localizado.
Correctísimo en cuanto a vajilla, cubertería y cristalería
Y perfecto la atención del personal.
Enhorabuena a Lucca, Michele y Marta...La calidad, el gusto y la originalidad, acaba por recompensarse!
Excelente relación Calidad Precio.
Muy, Muy, Muy Recomendable!!!!

Creo que en su linea es casi inmejorable. !!!Lo que son capaces de hacer con un microondas y un gill!!! es impresionante. Lo que confirma algo que deberían anotar todos los restauradores, lo más importante en la cocina es el BUEN GUSTO. Algunos de sus platos tienen una concepción casi magistral. La carta de vinos es estupenda, su conservación también, Luca y Michele siempre tienen alguna recomendación interesante, y el servicio muy conseguido y atento. Una de las mejores recomendaciones que se puede hacer. Además el local es muy agradable, con exposiciones pictoricas itinerantes. Una taberna minimalista y con mucho gusto.

De acuerdo con los comentarios anteriores. Pequeño bar de vinos ideal para ir a cenar con buen vino y buenas tapas y luego darte un garbeo por la zona del Carmen. Ambiente informal, con mesas altas y ciertas estrecheces que se compensa con la simpatia de Michele y sus compañeros. Carta de diseño moderno con bastante oferta de tintos españoles. Se echa a faltar más blancos (sobre todo en verano :-) y algo de oferta de vinos extranjeros (especialmente en blancos). Buenas ensaladas, carpaccios, embutidos, etc. Muy buena cristaleria y temperatura del local climatizado para que los tintos no se conviertan en caldos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar