Restaurante El Plantio

3
Datos de Restaurante El Plantio
Precio Medio:
21 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
4.5 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
8.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Valenciana, Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 12,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: noches de lunes a jueves

Teléfono


3 Opiniones de Restaurante El Plantio

Un local de toda la vida, en una urbanización en La Cañada (Paterna) rodeado de chalets y donde muchos encargamos arroces para llevar a casa, con gente entre semana para menú fundamentalmente y que en los fines de semana ya ve llenar un amplio comedor (que suele limitarse a abrir el 50%) y en el que también vamos a comer mayoritariamente arroz, pero esta vez  "in situ". Amén de una terraza exterior cubierta para los fumadores muy agradable en noches de verano y en comidas en invierno (casi todos los días como hoy).

Las mesas bien vestidas con copas mejorables sobre todo el proceso de secado ya que todas van con muchas manchas de mal secado; buena separación, amplias, sillas cómodas. Servicio cumplidor aunque con algunos despistes a la hora de tomar nota de los vinos, en el cambio de copas con el vino a los que tomamos blanco y tinto, cafés antes que postres, traer un postre de más... Algo de fallo en la organización más que en la actitud.

Carta de comidas sobre todo pensando que la gente va a comer arroz, y que consiste en unas opciones de ensalada y muchas de aperitivos (casi 20) con 5 opciones de pescado y otras 5 de carne y más de 10 de postres. Su fuerte son los 10 arroces propuestos y en especial la paella con alcachofas y caracoles entre 12 y 16€ la ración (excepto el de bogavante a 22€).

La carta de vinos es corta, muy corta, aunque comentados todos los vinos propuestos. En nuestro caso tomamos Vegamar Maturana 2017 y Les Alcuses 2014, sin ningúna opción ni de catar ni primer servicio, simplemente dejado en la mesa. El blanco con camisa de enfriador que funcionó correctamente (por ser invierno). Un par de aguas grandes, sin vermuts ni cervezas previas.

Cinco para comer arrocito (reunión periódica de amigos con ese "leiv motiv", más bien excusa) con previo encargo de paella para seis y posterior ración en taper para llevar. En la elección de aperitivos éramos conscientes de la amplitud de las raciones de arroz y sólo pedimos unos chopitos cumplidores y un buen calamar de playa hecho a la plancha y muy bien presentado en tiras enrolladas (llamado en carta "rizado") con su leve aliño de aceite perejil y sal, siendo muy recomendable, aunque caro (20€, cuando el entrecotte vale 16€).

El principal, la paella, optamos por emplatado individual ya que la amplitud de la mesa dificultaba comerla al centro (dicho como elemento positivo). No defraudó: perfecto punto de cocción del arroz, buen fondo, bien de tropezones (aunque siempre queremos más alcachofas y caracoles), carne de pollo algo seca pero aceptable, ración más que amplia y ... hubo que esperar para dejarla reposar. ¡Qué importante es este detalle en el arroz!.

De postre y compartido al centro optamos por el lingote de créme brulée y torrija de queso, con buen sabor ambos y correcta presentación (sobre todo el lingote). También unos buenos cafés variados (somos 5, pues 5 diferentes cafés) como buenos españolitos.

El capítulo menos bueno: el cobro de pan (0.75€ p.p.) y ¡aparte el tomate rallado (2€)! bien es cierto que bajo aceptación del ofrecimiento. Pero sobre todo al pedir unos chupitos nos cobraron a 2-2.50€ cada uno. Mal detalle para clientes frecuentes (sobre todo en verano y de arroces para llevar) donde te reconocen por el nombre.

Un local que tienen unos arroces para llevar muy recomendables y con gran variedad, hechos en paella individual, con buena materia prima y donde no escasean los tropezones.

Hay también una opción de menú del día, y el viernes había para elegir entre un palto entre los primeros: paella de bacalao y pasas al PX, musaka y salmorejo y un segundo entre las opciones de sepia en salsa americana y costillas a la miel; se incluye el café o postre que puede ser pudin, mouse de yogur, uva o helado, más una bebida. Todo por 12€.

Lo tomado:

. paella de bacalao: buena ración, buen punto de cocción del arroz. Se nota algo menos cuidado que el arroz para llevar qure se hace en una paella con una fina capa de arroz.

. costillas: correctas y bien de sabor

. café y cerveza.

Comedor de la barra casi lleno. Servicio correcto. Mesas algo apretadas. Copas y cubiertos, etc... lo esperable. Aquí cumple, pero en arroces a domicilio, de lo mejor de la Cañada.

Al menos así reza el nombre oficial en la factura.
Un local referente en la Urbanización del mismo nombre y que hace poco se ha reformado en u totalidad. Tiene una terraza que, a medio dia y fuera del caluroso verano, es una gozada, al igual que las pocas noches que abre a la semana.
En la entrada tiene un barra larga y unas mesas con mantel de papel preparada para los menús de diario, bien de precio y con varias opciones de platos. El comedor interior está partido en dos con una zona similar a la descrita pero con sillas y mesas más cómodas; el otro medio comedor interior ya con mantel de tela y mejores copas preparado para ir de carta.
El personal muy profesional y con mucho recorrido en hostelería lleva la sala de forma eficaz.

Comida para tres, decidimos menú (8.50€)+ extras. Para beber una cerveza de presión y una clarita (extras del menú), agua sin gas y como bebida del propio menú, dos copas de vino uno tinto y otro blanco de los que no supimos origen, pero muy sencillos. No es su guerra en el menú del día y menos con ese precio.

Para comer y como extras previos:
. ración de puntilla, amplia, bien de sabor, buena fritura.
. ensalada cabreada: desconozco el nombre salvo que provenga del clásico queso de cabra que corona una amplia ración de verduras de ensalada variadas y frutos secos (incluidas pipas de calabaza). Muy buena.

El menú: incluye unos cacaos para iniciar la cerveza de presión, ración de pan (básico) y aceite Gourmet.
De primeros: arroz al horno notable con abundantes costillas, morcilla de carne y todos los ingredientes presentes. Bien.
La otra opción fue crema de verduras, resultó muy básica.
De segundos había lomo o merluza al vapor y optamos todos por el pescado. Correcto sin más.
Postres no recuerdo más allá del flan.

Un cortado normal ya fuera de menú.

Pero lo mejor del local (precio del menú aparte) son los arroces para llevar. Dispone de una gran variedad por encargo, y para mí, su paella con extra de alcachofas y caracoles a 9€ la ración, es la mejor de la zona.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar