Restaurante La barra de Rías (CERRADO) en Valencia

Restaurante La barra de Rías (CERRADO)

7
Datos de La barra de Rías (CERRADO)
Precio Medio:
28 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
6.7 10
Entorno:
6.7 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: L'Eixample
Dirección:
Tipo de cocina: Gallega
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 18,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


7 Opiniones de La barra de Rías (CERRADO)

Ahora en verano parece que apetece más ir de tapeo, por lo que decidimos acercarnos hasta La barra de Rías, que sin duda disfruta del aval de la calidad de su restaurante hermano.
Tomamos una ensaladilla rusa bastante correcta como entrante frío, algo justa la ración para 4,5€, y un par de anchoas. Las anchoas estaban bastante buenas, pero el precio unitario, 2,5€, me parece algo subido, máxime cuando se presentan algo desangeladas en el plato. La ostra no tiene mayor historia, es de buen calibre y de buena calidad, aunque la ostra plana gallega no sea la que más me guste...
Por darle algo de consistencia a la cena pedimos los huevos rotos Rías, que van sobre patatas, con chorizos y panceta ahumada, un plato que nos gustó mucho.
El calamar a la plancha merece una mención especial, porque estaba de muerte, tanto por la calidad del producto como por el punto de la plancha.
Acabamos con el célebre canutillo relleno de crema de Rías Gallegas que tanto nos gusta.
La carta de vinos es bastante completa, con precios algo subidos, por lo que la próxima vez es probable que vayamos a los vinos por copas. En esta ocasión tomamos un Castellroig rosado que acompañó perfectamente toda la cena.

El servicio es el punto débil del local, pues no es demasiado simpático ni eficiente, por lo que en algunos momentos oyes conversaciones poco afortunadas entre ellos o hay fallos en el servicio, como la espera a que llegara la botella de cava, incluso cuando el primer entrante ya estaba en la mesa, o la ostra, que llegó después de la contundente sartén de huevos rotos.
Seguro que volvemos y, a la vista de la carta y el precio final, sin duda elegiremos con mayor relación calidad precio.

Dia de san jose, grande de Valencia y decidimos elegir esta pequeña taberna gallega para degustar y acompañar el final de las fiestas falleras.
Primera sorpresa, no estaba lleno, en plenas fallas cerca del centro y local de reducidas dimensiones, luego saque la conclusion,CARO Y ESCASO.
Tomamos un aperitivo, un platito con 7 trocitos de pulpo y una sola patatita, 10 euros.
150 gramos de quisquilla a 21 euros, estaba muy buena.
200 gramos de percebes en los que pude ver algun trozo de roca, eso lo pague tambien, 28 euros
Y un platito de ensaladilla rusa a 4,50
3 cervezas un helado de dulce de leche y un platito dexqueso con membrillo.
Total con iva 82 euros
Me parecio raciones muy escasas y precio muy alto.
Ya se lo que es.....

Como hija de gallego no podía dejar de ir a probar las tapas de este restaurante y el resultado no fue el esperado,deja bastante que desear,caro y la comida escasa y mal cocinada.

De primero PULPO A FEIRA: Preguntamos si era con cachelos y la respuesta fué "si,lleva patata debajo" efectivamente,una patata,mejor dicho,un trocito de patata.El pulpo casi sale del restaurante andando por si solo,duro y frío,eso si,bien aliñado.9 trocitos contados y un trocito de patata.Todo a un nada módico precio de 10€

VIEIRAS: La vieira cruda y el sofrito de cebolla y jamón con el que iba aliñada nada sabroso y con la cebolla cruda también.9€ cada una.

Pedimos 2 copas de RIBEIRO a 3,5€ cada una,muy bueno pero muy caro. ese precio es desorbitado.

E lPAN blando,pan gallego tipo bolla que en su momento no debía estar nada mal pero que por la noche parecía chicle.

Bueno pues las 2 raciones,3 copas de vino,un agua y el pan 40€.

Decidimos no pedir nada más,ya ibamos escarmentados asi que Conforme salimos de allí nos fuimos a cenar a otro restaurante ya que este tiene mucho nombre pero la calidad deja bastante que desear.

Ya conocíamos “Rías”, y tras algunos comentarios leídos en Verema, y al pasar por la puerta nos atrevimos a entrar a su gastrobar/barra. Tienen una gran barra donde poder cenar con taburetes altos, fue nuestra opción, aun así disponen de distribución de mesas tanto en la parte de dentro como en la terraza.

Tienen carta y una pizarra en la pared donde indican todo el producto. Para cenar:

-Croquetas de marisco, muy ricas e intensas en sabor.
-Croquetas de espinacas, algo aceitosas y no terminaron de gustarnos.

-Ensaladilla rusa, sencilla elaboración pero correcta.

-Huevos rotos, “ni fú ni fá”.

-Entrecot trinchado, sin duda lo mejor de la noche, excelente y con un producto de 10, con este plato si que descubrimos que la barra en la que estábamos pertenecía al mismo "Rías gallegas".

-Como postre, elegimos un postre que ya conocíamos en su versión "Rías Gallegas", la caña rellena de crema.

Disponen de algo de variedad para tomar vino por copas.

Con varias cervezas de barril "Estrella Galicia" y un par de copas de un Albariño muy rico, que no recuerdo, 50 euros justos la cena para dos en barra.

Volveremos a probar más cositas.

Habia oido hablar de la apertura de la barra de este restaurante, pasamos por alli y decidimos entrar.
No esta mal pero me falto cercania y resolucion. Tomamos:
Croquetas de setas, de sabor buenas pero aceitosas y poco crujientes.
Brandada de bacalao, no me gusto el gratinado de queso y tampoco que le faltaba aceite, parecia un pure de patata con bacalao.
Oreja de cerdo a la gallega, la prefiero a la plancha.
Dos sepionets, que fueron lo mejor, de los mejores sepionets que he comido en mi vida, muy buen producto y coccion perfecta.
Tosta de anchoa donde el tomate se notaba que no era del dia.
Mollejas de ternera, buenisimas, lo unico que habia tan poco que casi nos parecia un poco una tomadura de pelo.
Acabamos con tarta de santiago que ademas de que pienso que le faltaba almendra me parecia tambien escasa, muy escasa.
Los precios no son altos pero las raciones son minimas, nos gastamos 50€ en la picada con 4 dobles de estrella galicia.
Deberian subir un poco las cantidades de los platos para que no se tenga la sensacion de tener que pedir muchas cosas para saciarse.
El pan estaba muy bueno y lo de encontrar estrella galicia cada vez en mas locales me gusta, es mi ceveza preferida.
Supongo que volvere por que este tipo de locales me gustan y igual no acerte con la eleccion de los platos, tenian muchas mas cosas para probar y seguro que son de muy buena calidad, creo que no se puede hacer una valoracion global de un local pidiendo solo algunos platos de los ofertados.

Me parece más dinámico e incrementa la cercanía cuando cenas en pareja. Así que bienvenida esta nueva iniciativa de Alejandro. Me alegra ver que ha tenido buena acogida! Ya que no dejó de entrar gente desde que entramos a las 9 hasta que nos fuimos a las 11. Picamos, que de eso se trata en barra, pulpo a feria (10€), camarones (16€ 100 gramos), una necora (11€), almejas a la marinera (10€) y atún marinado en mostaza (10€). Todo muy bueno. Hasta la necora estaba tan buena como las que me hago en casa. Lo más flojo las almejas por el sofrito, aunque ojo me las tomé muy a gusto. De postre queso con membrillo y una caña de crema. De beber Pazo Señorans 2010 (20€), fresquito y bueno. Todo 90 € dos personas. Servicio muy amable y atento. Lo dicho, una gran opción para picar algo en ambiente desenfadado. Lástima que la parte superior de la barra no sobresalga más pues se habría ganado mucho en comodidad.
De nuevo mi enhorabuena a Alejandro por esta nueva iniciativa. Los emprendedores son muy necesarios en este tiempo de crisis.

Rías Gallegas añade una nueva opción con este local, decorado de manera efectiva en madera, donde se ofrece una carta de tapas basada en el producto gallego, además de platos del día, bocadillos y algunas cositas de marisco. Hace escaso tiempo que está abierto y por lo tanto, hay un considerable bullicio, producto de la afluencia de comensales. Mi recomendación, por tanto, es que si se acude en fin de semana, hacerlo de antes de las 22 h. o después de las 23 h.
En cuanto al condumio, pulpo seco (muy buen sabor), media ración de pulpo a la gallega, un par de ostras y oreja cocida. Para la oreja ofrece dos tipos de pimentón, semi-picante y picante, aunque los que disfruten del riesgo deberían preguntarle a los camareros por el picante de verdad.
De bebercio tienen Estrella de Galicia, pero almacenada en dos cubas a los que un camión les enchufa la cerveza por manguera. Curioso y además, excelente. Me zampé un par de dobles. Me quedé con ganas de probar más cosillas y no creo que tarde mucho en volver.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar