Restaurante La gran Pulperia

9
Datos de La gran Pulperia
Precio Medio:
36 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
4.3 10
Comida:
7.7 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
6.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Barajas
Dirección:
Tipo de cocina: Gallega
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 20,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


9 Opiniones de La gran Pulperia

Este restaurante me pilla muy cerca de casa, así que por comodidad lo visito con bastante asiduidad.
La cocina está abierta todo el día, el local es muy grande y siempre hay gente, por lo que puede ser muy buena opción un día tonto entre semana.
la carta es escueta y no ha cambiado desde que han abierto: Tortilla de betanzos muy buena, pulpo, cachelos, lacón, mejillones, croquetas, empanadas y una ternera a la brasa.
Sin ser excepcional, es correcto.
Respecto a los vinos, también la oferta es limitada pero suficiente para el tipo de comida: blanco albariño y ribeiro y un par de tintos.
Los fines de semana tienen karaoke.
Hay aparcacoches.
La mayor parte del local son terrazas acondicionadas, muy agradables y una ventaja para los fumadores, quizás ese sea uno de los motivos de que siempre tenga gente.

Pues resulta que andaba yo tan contento como un tonto con una gorra a cuadros, por haber encontrado abierta el mes de agosto La Gran Pulpería, un restaurante bien valorado en Verema, y además por algunos foreros conocidos y de reconocido prestigio.
Feliz porque me encanta la comida gallega y el pulpo en particular, y feliz porque como ha sido habitual estos días, he podido aparcar en la puerta del restaurante.


Local amplio con servicio del que parece estar de moda últimamente, joven pero distante y frío, ¿becarios en practica quizás? Nulo asesoramiento por parte ni de la maître ni de la camarera a pesar de ser prácticamente el único cliente en esos momentos. Cómo se añoran aquellos camareros que abundaban en Madrid, aquellos profesionales que sin agobiar, te aconsejan y recomiendan las cantidades y los platos más adecuados. Especialmente te das cuenta cuando el día anterior en El Mesón de Aranda, y al siguiente en La Dorada, te topas unos de estos profesionales y comparas.


En fin vamos al meollo de la cuestión. Tras ojear la carta, que no entraba toda en una fotografía así que si queréis verla entera aquí tenéis la Carta 1 y aquí la Carta 2, y dado el.

  • Me traen como aperitivo, que yo entendí invitación de la casa ya que no lo había pedido, un trozo de chorizo, y que al pagar vi reflejado en la cuenta.
  • Empiezo con una de Pulpo Braseado sobre una base de puré de patatas bastante licuado, esperaba algo más.
  • Y sigo con Lacón Cocido . Un desangelado plato de lacón “Cocido y cortado al momento, reza la carta” lástima que algunas partes oscuras del primer corte lo desmintieran, (Ver Foto), dejé más de la mitad del plato.


    De postre….



  • Torrija con Helado. El único acierto de la noche, muy buena.


    La Cuenta ascendió a 41,95€, me pareció un precio muy alto por lo recibido.



    Espero que parte del problema sea que tenían personal de vacaciones, y/o que al tener poca clientela estos días algunos platos no los preparen al momento. Una lástima que no dispongan de medias raciones, podría haber probado otros platos y quizás mi percepción habría sido diferente.






  • Una reseña rápida para alabar la trayectoria de este gran chiscón; son 3 visitas ya y no bajan el nivel, lo que es digno de elogio viendo lo visto. Paso nota de mi última experiencia (4 personas) de forma breve para no redundar en lo ya dicho en mi anterior comentario.

    Comida: tras el aperitivo de pan y chorizo casero, pedimos lo siguiente:

    - Pulpo a feira (x2): igual de rico que siempre, bien terso y sápido, acompañado de cachelos (servidos y cobrados aparte). Un 8.

    - Degustación de croquetas: de atún, de bacalao y de lacón. Riquísimas. Un 7.

    - Chuletón de vaca vieja: medio kilo de chuletón servido poco hecho, fileteado en buenas y tiernas tajadas, con ese suculento sabor a brasas y a carne de la buena. Acompañado de patatas fritas y pimientos de Padrón (servidos y cobrados aparte). Para pedir 3 más. Un 8,5.

    Postre:

    - Torrija caramelizada con helado de vainilla (x2): dos torrijas XL caramelizadas y servidas con helado de vainilla. A gran nivel pero menos empapadas en leche que otras veces. Un 7,5.

    Lo acompañamos de 1 más que digno Ribeiro de la casa (a 13,90 euros la botella), una cocacola y una caña de cerveza; aparte, 2 cafés, un pelotazo de Pampero, chupito de hierbas y un Bayleys. El total pagado 148 euros, lo que a mi entender constituye una buena RCP.

    Lo mejor: en este sitio se come muy bien a un precio razonable; el pulpo, que diría es de los mejores de Madrid.

    Lo peor: demasiado calor en la terraza, quizás deberían estudiar alguna solución de climatización para mejorar la confortabilidad en verano; el servicio, en esta ocasión, se pasó de eficiente: excesivamente escrutador y acelerado, como queriendo despachar al personal lo antes posible.

    Comida familiar en esta casa gallega ubicada en la zona de Conde Orgaz; la reserva fue hecha con una antelación de 2 semanas aprox. para cuatro personas, se nos llama para confirmar el día anterior. Bien. El local cuenta con servicio de aparcacoches (muy eficiente, la verdad) y se encuentra lleno hasta la bandera. Se nos acomoda sin problemas y pasamos a pedir (tras disfrutar del consabido aperitivo de chorizo casero con una cervecita):
    - Doble ración de pulpo a feira + cachelos: muy escasa pero deliciosa. Uno de los coménsales comenta que sale más a cuenta pedir 2 raciones individuales (la próxima vez lo haremos así). Hermosos tacos de pulpo, tersos pero tiernos, con un punto de cocción sublime. El mejor que he comido. Los cachelos también muy ricos. Un 9.
    - Mejillones con salsa de pimentón: aprox. 750 gramos cocinados en salsa de aceite, ajo y pimentón. Buenos sin más. Un 6.
    - Degustación de croquetas: 12 croquetas -4 unidades de los 3 tipos disponibles- variadas. Todas ricas y bien cocinadas - crujientes, nada aceitosas, bechamel al dente y con buenos tropezones-. La mejor la de centollo, después la de lacón y por último la de bacalao, estanto todas, insisto, muy ricas. Un 7.
    - Un chuletón de vaca gallega (500g) fileteado: muy buena carne, abundante y perfecta de punto, con rico sabor de brasas. Un 8.
    Como postres pedimos las cañas rellenas de crema - solo correctas, sin duda lo más flojo de la experiencia - y una torrija caramelizada con helado de vainilla exquisita.
    Acompañamos con 2 botellas de ribeiro de la casa, dos copitas de Ribera, 2 cervezas, y cuatro copas de vino dulce con los postres. 155 euros en total con invitación a chupito de hierbas. En mi opinión, francamente bien.
    Para terminar, destacar aquí la sorprendente calidad del servicio: perfectamente acompasado, sirviendo entrantes y principal en perfecta sucesión y estando atentos en todo momento a la reposición de pan y al cambio de platos pero consiguiendo no dar sensación de agobio o prisa en ningún momento. Me sorprendió muy gratamente la eficiencia y el buen hacer de los camareros con ese volumen de clientela en el restaurante, la verdad. Un 10 bien merecido para esta gente.
    Lo mejor: la calidad de los productos, la eficiencia y amabilidad del servicio y que cuenten con aparcacoches.
    Lo peor: la doble ración de pulpo era escasa para costar 25 eurazos.

    Nueva visita en comida de trabajo rapida para 4 personas. Al ser agosto lleno a la mitad. Elegimos la terraza porque parecia mas vacio pero craso error porque es cerradisima y la gente fuma....
    Aperitivo al centro de chorizo con tabla para cortar. Bueno.
    Teniamos prisa y pedimos todo para compartir. El servicio no pudo ser mas rapido y en una hora estabamos listos pero sin agobios.
    - Surtido de croquetas: 4 de cada. Lacon, centollo y otra que no pude identificar. Buenas
    - Tortilla de Betanzos. Hoy magnifica. Quiza un punto salada pero reconozco que es un gusto personal
    - 2 lomos de vaca gallega de 500 grs cada uno para compartir. Buenisimos
    - Pimientos de padron. Algo aceitosos
    - Patatas fritas. Caseras muy muy buenas. hacia tiempo que no las comia asi en un restaurante

    2 postres a compartir:
    - canutillos rellenos de crema. Buenos
    - Flan de cafe. muy bueno

    Para beber una botella de Mencia de Ribeira Sacra que no recuerdo el nombre a 16 €. Correcto. Las copas corrientes y el vino llego caliente y hubo que pedir cubitera

    118 euros para 4 personas. Creo que mas ajustado no puede ser y nos quedamos muy bien

    Restaurante ubicado en campo de las naciones, con decoración conseguida y buena terraza. El tipo de comida que ofrecen es gallega donde el pulpo es el gran protagonista.
    Cena de trabajo informal para cuatro personas, decidimos ubicación de terraza por tema de tabaco.
    Como aperitivo de la casa chorizo en tabla de madera para cortar, original la manera de presentación.
    Como entrantes;
    Pulpo braseado sobre puré de patata. Buen contraste de sabor, aunque escasa la ración.
    Surtido de croquetas de pescado, insípidas nada buenas.
    Tortilla de Betanzos, regular un poco pasada.
    Como platos principales, en mi caso Raxo de Orza, es un solomillo ibérico con un ligero adobo donde cumple perfectamente con el sabor.
    Mis acompañantes optaron por chuleton.

    La bodega correcta, sin servicio y una mediocre cristaleria, precios bastante subidos. Comenzamos con estrella galicia de aperitivo cerveza doble (4 Euros) continuamos con Pazo de Viladoma y terminamos con S. Cantabria Cuvee Especial.

    Servicio correcto, con ganas de agradar.

    Personalmente, creo que es un restaurante con un buen entorno, donde la comida gallega que nos ofrecen es muy tradicional con unos precios altos.

    Comida de trabajo para 3 personas. Pedimos mesa dentro ( afortundamente porque la terraza cubierta es un fumadero). EL servicio es rapido, muy rapido diria yo , pero no agobia. El local se ha llenado solo en un 10% dentro y un 40% en terraza. La ultima vez estaba al completo. Tienen aparcacoches.
    En la espera nos ponen un trozode chorizo con su tabla de cortar y cuchillo para que nos sirvamos. Bueno.
    El pan gallego muy bueno.

    Pedimos para compartir:
    - Pulpo braseado sobre pure de patata. Muy bueno
    - tortilla de Betanzos: buena apariencia y textura pero el sabor algo insulso a pesar que pecaba de sal. Regular
    - Mejillones al vapor . Normales

    Segundos:
    - Chuleton de ternera deshuesado para 2: muy bueno. No estaba demasiado tierno pero compensaba el buen sabor y buen punto de la carne
    - Raxo en adobo: trocitos de solomillo iberico bien frito. Probé unos trocitos y estaba bueno
    Cafes e invitacion a chupitos.
    Bebimos un Marques de Vargas 2006 en copas bastas que hacen un feo favor al vino.

    No sé lo que se pagó pero creo que en torno a los 35-40 euros lo que es muy aceptable para lo que dan y como lo dan.

    Situado en una zona muy transitada se encuentra este restaurante de enormes dimensiones que hoy se encontraba a rebosar.Combina zona de terraza y comedor interior con una decoración muy cuidada.Las zonas de terraza en este tiempo cubiertas, se convierten prácticamente en zona de fumadores.

    Tras reserva previa hemos ido a comer 8 adultos y un niño pequeño.

    A pesar de la algaravía existente,el servicio es eficaz y diligente.Para no complicar la cosa hemos pedido cuatro raciones de pulpo a la gallega,bien presentado y cortado en taquitos gordos en su justo punto de cocción con unas fuentes de cachelos aparte.Gran sabor el de la patata cocida.También nos han traído una tortilla de patatas estilo Betanzos muy jugosa y bien resuelta.Posteriormente hemos pedido para cada dos una chuleta de ternera que sin ser muy grande tenía un buen sabor y de punto magnífica.

    Junto con la ración de carne venía en otra fuente pimientos estilo Padrón y patatas fritas.

    El capítulo de la comida se terminó con una torrija con helado de vainilla , cafés y crema de orujo a discrección.

    Para el niño, trajeron un plato de lomo de cerdo en pequeños trozos acompañado de una generosa ración de patatas fritas.

    En el apartado de las bebidas inicialmente hemos tomado el albariño de la casa (Pazo de Barrantes),dos botellas con su cubitera correspondiente, y ya para la carne el tinto fue Dinastía de Vivanco crianza del 2008,tras la petición de cambio de copas.Resaltar que el servicio de vino es básico pero nada que objetar y que las copas son manifiestamente mejorables tanto por tamaño como por forma.

    Buen ritmo de servicio,sin resentirse en ningún momento por la gran cantidad de público que había.

    A la cuenta final que ascendió a 350€ además habría que añadir cuatro cervezas iniciales y un combinado de ron final.

    Si además del buen pulpo,te gusta una buena carne este es un sitio recomendable.

    Yo volveré a seguir indangando en más cosas de su carta

    Llevaba tiempo queriendo ir pero al final los sitios que tienes mas cerca son los que menos frecuentas. Me habian hablado de las otras pulperias de la cadena en Pozuelo, etc y tampoco me parecian nada del otro mundo. Pues bien, este lugar esta francamente bien para lo que dan y a un precio de los que no hay. Con razon estaba lleno y desde las 13,30 tanto salon como terraza y eso que habra mas de 60 mesas.

    Llegamos poco antes de las 13,30 previa reserva. Las mesas bastantes juntas y decoracion de merendero agradable por ser nuevo. El servicio muy atento y rapido y cuando se llenó todo el local no notamos que se resintera. La carta es la tipica de estas pulperias pero con bastantes opciones. Como ibamos en plan de comida rapida pèdimos:
    - Pulpo a la brasa : buenisimo. Sobre crema de leche y patata con aceite de pimenton
    - Huevos con patatas: lo mas flojo porque creiamos que eran huevos estrellados y era lo que su nombre indica: huevos fritos con patatas fritas en bastoncitos. Eso si, las patatas estaban muy buenas
    - Lomo de ternera gallega ( 1 kilo) acompañado de una bandeja de patatas y pimientos de padron. La gran sorpresa fue la carne: el precio de risa: 22 euros ¡¡ y la calidad hacia tiempo que no la probaba y desde luego a precios mas que el triple.
    2 cafes
    Vino un albariño de la carta que no recuerdo el nombre. Bien fresquito con la cubitera. Las copas normales.

    todo esto por ... 73 euros. Repetire ya que lo tengo al lado de la oficina y la persona con quien iba ya lo conocia y no dejaba de enumerar las "bondades" de croquetas, raxo, mejillones etc.. pero solo eramos dos y es mas dificil picar varias cosas

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar