Restaurante El Candil (CERRADO) en Salamanca

Restaurante El Candil (CERRADO)

Datos de El Candil (CERRADO)
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
7.1 10
Servicio del vino:
7.6 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
6.4 10
Calidad-precio:
6.0 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Salamanca
Localidad: Salamanca
Dirección: Ventura Ruiz Aguilera, 14 – 16
Código postal: 37001
Tipo de cocina: De mercado, Tradicional, Castellana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes por la noche y martes todo el día.

Teléfono


19 Opiniones de El Candil (CERRADO)

muy buena calidad de materias primas y elaboracion cuidada. recomendable.

Pués sí, era lo que me esperaba. Un sitio clásico donde se come muy bien. Ya en una anterior visita a Salamanca intente ir a comer, pero sin reserva y en tiempos mejores no hubo manera. En cambio, este sabado si pude sentarme a comer, habiendo reservado 4 paletillas de lechazo (24€unidad).

Para beber, habiendo un comensal de La Bastida le dejamos escoger, el vino elegido creo recordar se llama Goi Bori (o similar, algún entendido sabrá mejor que yo) de las cuales solo bebimos una botella (se nos fue la mano la noche anterior...). Una vez acabada la botella y con las copas llenas nos ofrecieron la opción de ponernos copas en lugar de botellas, buen detalle.

Centrandonos en la comida, elegimos tres entrantes a compartir:

- Ensalada de boletus con carpaccio. Correcto; estaba bien buena.
- Tabla de quesos de Salamanca: soy un yonkie del queso, siempre que puedo pruebo todos los puedo. En este caso fueron 4, uno azul, otro cremoso y despues un curado y semicurado de oveja. Los 4 excepcionales, aunque sin duda el mejor era el cremoso.
- Pimientos rellenos al estilo charro: impresionantes.

Después lo acompañamos todo de 4 excelentes paletillas de cordero. Hacía tiempo que un servidor no comía un cordero tan bien, estaba muy jugoso y muy muy bueno.

Personalmente no comí postre pues ya estaba más que servido. Dos comensales si optaron por ello, un helado de chocolate y flan de la casa. No los probe, pero a razón lo que dejaron debía estar bien bueno.

Unos cafes y listo.

Sinceramente, volveré con más calma a comer a este sitio, hubo dos cosas que no me gustaron. El tamaño de las mesas y el poco espacio entre mesas; del comedor sin duda me quedo con el techo. Techos de madera es muy muy dificil encontrar y a un servidor le encantan.

El total por 4 personas fue de 200€. Sigo pensando que nos pasamos con tanto entrante porqué yo acabe deslomado a comer.

Un saludo veremeros!!

A escasísimos metros de la monumental plaza mayor de Salamanca y del casco antiguo.
Se portaron todos maravillosamente, nos tomamos de aperitivo una copa de oloroso del equipo Navazos, que estaba excepcional.
Después la comida ya ha sido largamente debatida y alabada por todos, nosotros comimos setas y carnes que estaban extraordinarias.
El vino igualmente extraordinario un Ribera del Duero que descubrí en esa familiar casa, del que me lleve dos botellas a casa.
Muy amable el sumillers y todos los componenentes de este extraordinario restaurantes, si vuelvo por esa preciosa capital repetiré.

Restaurante tipico pero rancio, manteles y servilletas viejos y rotos. La carta la tipica acorde a lo que uno espera pero sin más, parecia más un sitio de menu que un restaurante con renombre, algunos planos no tenian. El vino bueno. El servicio bien. No lo recomiendo.

Buen restaurante, en una ciudad impresionante gente amable y profesional de muy buen trato. Entrantes, jamón no digo nada solo que repetí, carpacho de bacalao y mi cuit con px de plato principal tomamos rodaballo salvaje buen corte sorprendente y en su punto, como el chuleton poco hecho tierno y sabroso y postres caseros arroz con leche y cuajada nos portamos bien y nos lo comimos todo,
el vino que por cierto estaba buenísimo Quinta do Vale Meao 2000 ver seccion de vinos

https://www.verema.com/comunidad/vinoscatados/vino.asp?vino=1926

Local clásico y bullicioso, de decoración rústica y sencilla, con un comedor sin grandes comodidades, pero pleno de encanto y sabor castellano. Correcta separación de mesas.

La cocina es de corte clásico y típico, pero con algunas muestras de modernidad bien entendida. Respeto absoluto por la materia prima y por las recetas tradicionales. Me sorprendió el buen tratamiento de los pescados. Carnes de calidad con especial atención a la Morucha. Postres sabrosos. Buena regularidad. Interesante.

Carta de vinos bien surtida y escogida. Predomina el producto nacional con especial atención a los vinos andaluces, lo cual me parece fantástico. Tenemos también referencias extranjeras de nivel y muy buenos cavas y champagnes. Servicio y conservación del vino a la altura esperada. Copas adecuadas, aunque creo que habría que mejorar el surtido. Precios correctos, no destacando ni por lo alto ni por lo bajo. Destacable.

Un restaurante clásico salmantino donde además se cuida el vino de una forma especial. La barra de aperitivos resulta también recomendable por la buena selección de vinos por copas. Visita imprescindible en especial para los amantes de los vinos andaluces.

Visita rapida a el Candil que nos impidió recrearnos excesivamente ya que ibamos con muy poco tiempo. Servicio amable y decoración mejorable, aunque eso va en gustos.
Jamón bueno, aunque no excelente, yo soy de la zona aunque no viva allí y los hay mejores, pero tampoco hay que quejarse, estaba bien. Pluma iberica perfecta y con buena RCP, no me atreví con la morucha que seguro estaba estupenda. Cochinillo en su punto, nada que objetar. No pedimos postre. carta de vinos muy interesante y buena RCP tambien, copas mas que adecuadas y temperatura perfecta. Pedimos Dominio de Tares cepas viejas.
Total de la cuenta con cafe unos 70 € dos personas. Nos invitaron a Majuelo (licor de hierbas de la zona muy rico).
en conclusion un sitio para visitar si se pasa por salamanca y se quiere una comida mas tipica de la zona que otros restaurantes recomendables de la ciudad.

Una vez más visitamos este Candil que brilla con luz propia. Excelente de nuevo en todo, con una cocina típica de la zona donde destacaría la morucha en todas sus preparaciones. Los entrantes todos de calidad, con una tabla de quesos de la zona que no os podéis perder. Servicio atento, muy profesional y conocedor de la carta.
La bodega es extensa, a precios excepcionales. Tomamos Pintia 2002 a 32€, esto me parece una RCP fuera de lo común. Si además el vino llega perfecto de temperatura y se sirve en una buena copa ¿qué más se puede pedir?

En definitiva, que el año que viene volveremos a Salamanca y buscaremos nuevos restaurantes en la zona, pero a El Candil, volvemos seguro. Gracias por todo una vez más.

Hemos estado tres días en Salamanca. Elegimos tres restaurantes para comer: Chez Victor, Victor Gutierrez y EL Candil. En este último el esfuerzo por cuidar el vino es notable. La comida no tanto. Unos esparragos sin gracia, setas de temporada churrascadas, la ternera morucha en sus dos preparaciones: entrecot y guisada con castañas, correcta y unos postres industriales infames. Los vinos: Oloroso gobernador, rosado de cigales, Abadía Retuerta Selección, Oporto Vale da Mina, Noé. El apiñamiento de la mesas no permite expansiones de ningún tipo. Lo siento Mario.

Restaurante clásico de la cocina salmantina, junto a la Plaza Mayor.
Cocina clásica charra, pimientos rellenos, embutidos, rabo de toro y carnes en general. Gran variedad de vinos. Buen ambiente y excelente servicio. Buena RCP (40 €).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar