Restaurante Taberna Gallega Do Tito

5
Datos de Taberna Gallega Do Tito
Precio Medio:
43 €
Valoración Media:
5.1 10
Servicio del vino:
4.8 10
Comida:
7.6 10
Entorno:
4.8 10
Calidad-precio:
4.4 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Gallega
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


5 Opiniones de Taberna Gallega Do Tito

Dos nativo ingenuos llegaron Taberna do Tito el sábado 18/08/012 sin conocer de antemano el local y por tanto ningún prejuicio.

El camarero libreta en mano nos canta las especialidades de la casa, entre las que no se encuentra el lacón. Elegimos: 4 anchoas, zamburiñas con salsa de calamar, pulpo (tabla mediana), un chuletón para compartir, dos aguas, una caña de cerveza y dos cafés. La cena nos pareció relativamente bien hasta que nos llegó la minuta... 54 €/persona. Un abuso. ¿Que nos habría costado si llegaos a pedir una botella de vino? Me quedaré eternamente con la duda.

Eso si, el ticket muy profesional: una hoja de libreta con los platos y los precios manuscritos.

Lo que comentaba otro usuario para turistas despistados que no volveran a la ciudad y nativos ingenuos que tampoco volverán.

Oi su anuncio en la radio y crei lo que dijo: "calidad gallega a precios razonables (anticrisis)" y "viernes y sabados noche; queimada con conxuro".
Pues bien, fui con mi mujer el sabado 19 de febrero pasado.
Resumen rapido: 1 de pulpo + 1 de almejas normalitas con salsa +1 de zamburiñas con tinta de calamar + 1botella de vino albariño + 2 cafes = 92 euros.
De la queimada y del conxuro, nada se supo.

Solo para turistas despistados y nativos ingenuos.

Tito es u, n personaje peculiar, luchador, pero poco conocido aún en este mundo de la restauración. Si te dejas, comerás lo que el quiera, pero como siempre "quiere bien", no puedes salir defraudado. La base del negocio es la materia prima, y son sublimes los modestos cachelos que complementan al delicioso pulpo gallego, o al copioso cocido también de aquella tierra, en épocas más frias (cocidazo en su punto). Después del rey pulpo (no lo conozco igual, esta perfectamente cocido y su tamaño suele se sorprendente), las inevitables zamburiñas, con su tinta, su carne de buey de mar, su brandy, y la mano de la cocinera. Extraordinarias. Si te atreves a encargar ostras, de las de arcade he probado del tamaño de girasoles y frescas, fresquísimas. Los percebes, cuando le entran de pezuña roja los define Tito como "aquellos que come el Rey solo por navidad". Sobervios. El marisco en general, grande, fresco y bueno (no me gustan las vieriras, debería cambiar la forma de cocinarlas, pues el bicho esta bastante bien). Sin embargo la salsa con que prepara las enormes almejas es sobresaliente. Los jamones ibéricos ricos. Y el lacón, dulce, también. Y llegados a los platos fuertes, a los que llegas bastante satisfecho ya, pescados con preparación sencilla y de aires gallegos de buenos hornos. He estado días en que habían piezas especiales de lubina o besugo para compartir entre unos cuantos, y otros en los que habían merluzas y emperadores muy frescos por raciones. Siempre en su punto. Las carnes magníficas, pero a veces se le quedan cortos los chuletones, "el hueso da poco", y queda pobre el manjar. Y la cuchara: benditos caldos y magnífico y copioso cocido gallego gallego gallego.
Postres, he visto algunos helados y tartas, pero nunca he podido llegar por lo satisfecho que siempre he llegado a ese momento.
Bodega pequeñita, pero introduciendo poco a poco cosas interesantes. Y el servicio de vino correcto.
El precio es muy relativo. Si has encargado percebes enormes y los consigue, el precio será acorde con ello. Lo mismo pasará si te consigue ostras de arcade o cualquier capricho que le pidas. En este campo las cosas valen lo que cuestan y estas cuestan caras. Pero si te mantienes dentro de los manjares habituales, pulpo, almejas, zamburiñas y pescado o carne con mesura (exígela tú que Tito es de natural abundantón, el resultado es muy aceptable y sales muy satisfecho.

Sí, las zamburiñas no estaban mal. Ni de cocción ni de precio. Y el pulpo, mucho más alto el precio que su calidad. A lo mejor ha sido un mal día de Tito pero me ha parecido caro, caro, caro. por poner otro ejemplo, una jarrita casera de Ribeiro, 9 pavos. Digamos que un 900% su valor. No está mal. Dos raciones (25+20) sin postre a 30 euritos por cabeza.
Eso de que no te den una carta tiene estas cosas. Sí, ya sé, la culpa es mía por no exigirla.
No va a ser fácil una segunda oportunidad.

Hablar de la Taberna do Tito es hacer referencia al sublime producto gallego en estado puro,salvaje...si,además,le sumamos unos tiempos de cocción matemáticos y unas cantidades generosas,nos encontramos con el paraíso gustativo,En pocas semanas,he acudido a dicho local en cinco ocasiones,y comenzando por su plato "estrella",unas zamburiñas con salsa de tinta de calamar de "toma pan y moja",ycontinuando,según mercado,con exquisitos y majestuosos percebes,almejas,anchoas,pulpo(de lo mejor que he probado nunca),cigalas....y si se quiere,y se puede,rematar con chuletón gallego,bien de carne roja bien de mamón.Evidentemente si se tocan algunos productos la cuenta sube,pero manteniendo una RCP inmejorable(no sé de otro lugar que con ese material tenga esos precios).De bebercia hay que probar el Ribeiro de barril.A los postres nunca he logrado llegar.Trato familiar,amigable.Buen café.Variedad en ginebras,güisquis,tónicas....!Hasta pronto!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar