Restaurante Mil Sabores en Puerto de la Cruz
  

Restaurante Mil Sabores

4
Datos de Mil Sabores
Precio Medio:
42 €
Valoración Media:
7.8 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.4 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,39 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de Mil Sabores

Nueva visita al restaurante Mil Sabores de Puerto de la Cruz, en el pintoresco barrio de la Ranilla, como cada vez que residimos en los alrededores de esa bonita ciudad tinerfeña.

Todo sigue casi igual, con el sumiller y propietario Albert Amat al frente del negocio y de su esposa Menchy al frente de los fogones (en mi ultima visita no sabia que el Chef era la mujer de Albert) Si os interesa conocer el curriculum  del sumiller y la descripción del restaurante podéis consultar mi comentario del 12/09/16 ( https://www.verema.com/restaurantes/50220-mil-sabores-puerto-cruz/valoraciones/1380799-sorpresa-inesperada)

Fuimos a cenar el lunes 12 de agosto y nos ubicaron en una mesa situada en la terraza exterior del restaurante. Como ya expliqué en mi anterior comentario el ambiente es muy agradable, aunque las mesas, por falta de espacio siguen estando un poco pegadas las unas a las otras, vestidas con manteles individuales, con cubiertos y vajilla contemporáneos y buenas copas. El servicio de sala fue bueno y agradable, y lo lleva a cabo nuevamente Albert, en solitario, y con una gran simpatía, haciendo al mismo tiempo de maître, de sumiller y también de camarero. El servicio del vino fue muy bueno. Como en las visitas precedentes me puse directamente en manos de Albert para que me aconsejase . El servicio consistió en presentación del vino, primer descorche, cata, y seguimiento durante la cena.

Primeramente, mientras esperábamos que nos sirvieran los platos solicitados, nos trajeron una degustación de AOVE arbequina, mantequilla de hierbas,una sobrasada de cochino negro de la isla y pan hecho por ellos. Muy buena la sobrasada de cerdo y el pan. Exactamente el mismo aperitivo que en cada una de nuestras visitas.

Compartimos todos los platos :

Ensalada de rúcula, jamon ibérico, queso curado canario, tomate seco y vinagreta.  Muy fresca , bien aliñada y elaborada con buenos productos. El único "bemol" es que esa ensalada ya estaba en la carta del 2016, que no ha evolucionado mucho desde entonces.

Langostinos al ajillo. Muy buenos y bien condimentados.

Huevos rotos mil sabores : papas bonitas, escalibada, cebolla, jamón ibérico y huevos fritos. Potente y muy sabroso, buenos productos. Es un plato que me encanta. Este plato estaba también, si no me equivoco en la carta del 2016 y seguro en la del 2018, pues tomé el mismo plato, en esa ocasión sin compartir.

Para beber tomamos un vino blanco Viñatigo Marmajuelo DOP Islas Canarias 2018. Bodega Viñatigo. Fincas Mazapé (San Juan de la Rambla) y Los Parrales (Garachico) Cepajes 100% Marmajuelo plantada en pie franco sin injertar.en suelos volcánicos jóvenes. Viticultura sostenible. Vendimia manual. El proceso de elaboración comienza con las uvas refrigeradas entre -5ºC y 0ºC, evitando así oxidaciones. No se añaden sulfitos. El 85% fermenta en depósitos de acero inoxidable con temperatura controlada. El otro 15% fermenta en depósitos de hormigón con forma de huevo con sus lías en suspensión. Ambas vinificaciones se ensamblan antes de embotellar. Todos lo  vinos fermentan con pie de cuba de sus propias levaduras. No utilizan clarificantes de origen animal y la adición de sulfitos antes de crianza y embotellado es mínima. Es un vino amarillento, Muy intenso y persistente en boca con un largo postgusto. Nos gustó mucho. Una variedad de uva que una época no muy lejana estuvo a punto de desaparecer y que ahora gracias a los esfuerzos realizados por viticultores y enólogos podemos de nuevo degustar, como muchas otras excelentes variedades de uvas autóctonas.

No tomamos postre, finalizamos con dos buenos cafés y compartimos un buen gin tonic elaborado por Albert Amat, que es un maestro en estos quehaceres.

La cuenta ascendió a 35,39 €/persona. Buena RCP .

La conclusión es prácticamente la misma que ya publiqué en mi anterior visita (copiar-pegar) : "Un buen restaurante, una buena cocina slow food (Km 0), un lugar "décontracté", muy agradable y un excelente sumiller," pero que para mi gusto tiene una carencia importante, fuera de la carta, que es un poco estática, no hay platos elaborados de temporada o del día, ni platos de cuchara, aparte algunas veces ciertos pequeños pescados del día.  Pienso que tiene una buena cocina pero que no esta lo suficientemente aprovechada. "

Mantuvimos una conversación interesante con Albert sobre vino, gastronomía y un poco de todo. Su esposa, la chef, vino a saludarnos a la mesa al finalizar la cena. Volveremos cuando retornemos a Puerto porque se come bien, el restaurante es muy bonito, el ambiente es muy agradable y sus propietarios son encantadores. Para alguien como nosotros que vamos de tiempo en tiempo las carencias en los cambios de la carta y la falta de platos del día no son de mayor importancia, distinto seria si habitásemos allí pues ya en vacaciones repetir varias veces es difícil y no es por falta de ganas. Recomendable

  • Viñatigo Marmajuelo DOP Islas Canarias 2018.

  • Ensalada de rúcula, jamon ibérico, queso curado canario, tomate seco y vinagreta

  • Langostinos al ajillo

  • Huevos rotos mil sabores

Nueva visita al restaurante Mil Sabores de Albert Amat, que descubrimos hace dos años, en el barrio de la Ranilla de Puerto de la Cruz (Tenerife).

Los que queráis tener una descripción del restaurante y de su alma mater y sumiller, podréis leer mi comentario precedente del 12/09/16.

Fuimos a cenar el sábado 11 de agosto y nos ubicaron en una mesa situada en la terraza exterior del restaurante. El ambiente es muy agradable, aunque las mesas, por falta de espacio siguen estando un poco pegadas las unas a las otras, siguen como en nuestras visitas precedentes estando vestidas con manteles individuales, con cubiertos y vajilla contemporáneos y buenas copas. El servicio de sala fue bueno y agradable, y lo lleva a cabo un nuevo camarero bien rodado y Albert, que hace al mismo tiempo de maître, de sumiller y también de camarero. El servicio del vino fue muy bueno. Como en las visitas precedentes me puse directamente en manos de Albert para que me aconsejase . El servicio consistió en presentación del vino, primer descorche, cata, y seguimiento durante la cena.

Tras hojear la carta, decidimos compartir un entrante y tomar un segundo plato diferente cada uno.

Primeramente, mientras esperábamos que nos sirvieran los platos solicitados, nos trajeron una degustación de

AOVE arbequina, mantequilla de hierbas y una sobrasada de cochino negro de la isla y pan hecho por ellos . Muy buena la sobrasada de cerdo y el pan. Hace dos años nos sirvieron exactamente el mismo aperitivo.

Compartimos :

Ensalada de frutas tropicales, queso de cabra y vinagreta de mostaza y miel Copiosa, refrescante  y muy buena.

de segundos tomamos :

Tartar de atún estilo oriental acompañado de plan crujiente. Mismo plato que hace dos años, con ligeras diferencias en la presentación. MC lo encontró bueno.

Huevos rotos Mil Sabores a base de papas bonitas, escalibada, cebolla, jamón ibérico y evidentemente huevos fritos. Potente y muy bueno, lastima que para mi gusto los huevos estaban un poco pasados de cocción.

De postre compartimos

"Gin Tonic" de Pedro Rodriguez Dios Un postre bien elaborado y bueno.

Para beber me deje aconsejar por Albert Amat, quien me recomendó un vino con el nombre parecido al que tomamos  en nuestra primera visita de hace dos años pero diferente El Sitio Malvasia aromática DOP Islas Canarias 2016 , de Bodegas El Sitio (Tacoronte), cepajes 100% Malvasía aromática, con cuatro meses de crianza sobre lías finas en depósitos.  Amarillo brillante, muy fresco, frutal, largo en boca y muy equilibrado. Nos gustó

También tomamos una botella de agua con gas.

Finalizamos con dos buenos cafés arábica.

La cuenta ascendió a 35,90 €/persona. Muy buena RCP. La conclusión es la misma que publiqué en mi anterior visita pero con ciertos matices : Un buen restaurante, una buena cocina slow food (Km 0), un lugar "décontracté", muy agradable y un excelente sumiller," pero que para mi gusto tiene una carencia importante, fuera de la carta, que es un poco estática, no hay platos elaborados de temporada o del día, ni platos de cuchara, aparte algunas veces ciertos pequeños pescados del día.  Pienso que tiene una buena cocina pero que no esta lo suficientemente aprovechada.  Volveremos cuando retornemos a Puerto para ver la evolución, pienso que es un restaurante que sigue prometiendo.

  • "Gin Tonic" de Pedro Rodriguez Dios

  • Huevos rotos Mil Sabores

  • Tartar de atun al estilo oriental

  • Ensalada de frutas tropicales, queso de cabra y vinagreta de mostaza y miel

  • Pan hecho por el restaurante

  • Aperitivos : AOVE arbequina, mantequilla de hierbas y una sobrasada de cochino negro de la isla

Antes que nada quisiera precisar que hay un comentario del año 2010 sobre este restaurante en Verema, que ya no existe, no tiene nada que ver con el que yo voy a describir, que efectivamente está en los mismos locales, pero que se inauguró en el año 2014.

Paseando por el pintoresco barrio de la Ranilla de Puerto de la Cruz, habíamos pasado bastantes veces delante del restaurante Mil Sabores, cuya terraza en la calle estaba siempre bastante llena. El sábado 27de agosto por la noche estábamos en esa zona y al pasar nuevamente delante del restaurante, que esta ubicado en una bonita casa canaria, nos paramos a leer la carta y nos dijimos que era el momento de conocerlo. Primeramente, nos situaron en un bonito patio interior cubierto, pues la terraza estaba llena, pero hacia una calor insoportable, por lo que me dirigí al que parecía ser el responsable del restaurante diciéndole que si no había la posibilidad de comer fuera, ya volveríamos otro día... Inmediatamente, hizo sitio y nos montó el mismo una mesa en el exterior.

Al tener ocasión de entablar una amena conversación con él sobre gastronomía, y al entrar en el capitulo de vinos me di cuenta de que estaba delante de alguien que conocía muy bien el asunto, me puse a indagar sobre quien se escondía detrás del propietario y me encontré con Albert Amat.

Albert Amat, está considerado uno de los mejores sumiller de Canarias, nacido en Barcelona en el seno de una familia de cocineros, obtuvo allí el titulo de sumiller y un master en viticultura y enología.. En la ciudad condal trabajó como sumiller en diversos restaurantes, como por ejemplo Carles Gaig, una estrella michelin, en el restaurante San Pere del Bosc, 2 soles Repsol, fue profesor de sumillería en la escuela de hostelería Hoffmann... etc, etc
Se traslado a Tenerife en 1998, donde trabajó en el restaurante El Patio, en Playa de las Americas, y contribuyó a la obtención de una estrella michelin. Se instaló definitivamente en la isla en el 2002. Después ha trabajado en diferentes restaurantes de Tenerife hasta hacerse cargo del Mil Sabores. Es una persona muy afable y muy agradable, muy didáctica con los vinos.

La cocina, es informal y desenfadada, con un toque personal de creatividad, elaborada con productos de proximidad, no estoy seguro de si es su mujer Menchy, quien está al frente de los fogones. Albert nos explico que cada mañana iban al mercado del agricultor de Tacoronte, a pocos Km. de Puerto de la Cruz para abastecerse en frutas y verduras y a la lonja del pescado de esta localidad para lo relativo a la compra de este último.

La terraza exterior del restaurante es muy agradable, aunque las mesas, por falta de espacio están un poco pegadas las unas a las otras, están vestidas con manteles individuales, con cubiertos y vajilla contemporáneos, buenas copas. El servicio de sala es bueno y agradable, pero a mi parecer le falta aun un poco de rodaje, solo hay un camarero y Albert, que hace de maître, de sumiller y también de camarero. El servicio del vino es muy bueno. No vi. la carta de vinos, me puse directamente en manos de Albert para que me aconsejase .

Voy pues a detallar lo que comimos y bebimos en nuestras dos visitas, el precio que figurará en el enunciado será la media de los dos y la fecha que haré aparecer será la de la ultima visita.

La cena del primer día se resolvió como sigue :

Primeramente, mientras leíamos la carta, nos trajeron un cesto de panes elaborados por ellos, una degustación de AOVE arbequina, mantequilla de hierbas y una sobrasada de cochino negro de la isla Bueno, sobre todo la sobrasada de cerdo.

De primero tomamos :

Ensalada de rúcula y jamón ibérico con tomate cherry y tomate seco, queso de cabra y lechuga . Muy fresca y de sabor intenso. A MC le gustó.

Tartar de atún estilo oriental acompañado de pan crujiente. Muy rico.

De segundo tomamos el pescado del día :

Dorada salvaje entera a la plancha de unos 300gr cada una, presentada sobre un lecho de papas cocidas y pasada al horno unos segundos antes de servir. El pescado, con la carne firme y muy jugoso, muy sápido. cocinado en su perfecto punto de cocción y las patatas muy sabrosas, de buena calidad. Un plato muy rico.

No tomamos postre. Para beber, le pedí al sumiller que nos sorprendiera y Albert nos recomendó una malvasía aromática El Sitio de San Juan DOP Islas Canarias 2015de un pequeño productor de Tacoronte, Bodegas El Sitio de San Juan, cepajes 100% Malvasía aromática. Muy fresco, muy equilibrado. Un vino que obtuvo la medalla de oro del concurso nacional de Bruselas este año. Nos gustó.

Finalizamos con 2 buenos cafés arábica.

Para nuestra ultima noche de este verano en Tenerife, volvimos a visitar el mismo restaurante el martes 29 de agosto.

Para esa noche habíamos reservado con antelación y no tuvimos ningún problema para instalarnos en la terraza.

Para empezar nos trajeron ,como la primera vez, un cesto de panes elaborados por ellos, una degustación de AOVE arbequina, mantequilla de hierbas y una sobrasada de cochino negro de la isla.

Como entrante compartimos :

Una ración de jamón ibérico de bellota cortado a cuchillo, con pan con tomate. Muy gustoso.

y de segundo, tomamos ambos el pescado del día.

Tataki de atún con frutas tropicales maceradas con sésamo y cilantro. Muy buena combinación de sabores. El atún estaba delicioso.

Finalizamos con una excelente Tabla de quesos canarios artesanos de cabra y de oveja. Muy ricos.

Para beber tomamos una botella de agua con gas y otro vino que nos recomendó Albert Amat, un blanco fermentado en cubas de acero inox a 16° Viñatigo Marmajuelo DOP Islas Canarias-Ycoden Daute Isora 2015 Bodegas Viñatigo en La Guancha, Cepajes 100% Marmajuelo Muy potente, de sabor intenso, persistente en boca y con un post gusto muy largo. Nos gustó.

Finalizamos con dos buenos cafés y nos compartimos un Gin-tonic Premium de buen calibre, a base de especias. Estaba muy rico. Después supimos que sus Gin-tonics son muy conocidos en Puerto de la Cruz.

No tomamos café.

La cuenta media ascendió a 45,30 €/ persona. Muy buena RCP. Un buen restaurante, una buena cocina slow food (Km 0), un lugar "décontracté", muy agradable y con un excelente sumiller. Volveremos cuando retornemos a la isla para ver la evolución, pienso que es un restaurante que promete.

  • Tataki de atún con frutas tropicales maceradas con sésamo y cilantro.

  • Jamon Ibérico de bellota

  • Dorada salvaje entera a la plancha

  • Tartar de atún estilo oriental

  • Ensalada de rúcula y jamón ibérico

  • Panes y snacks

Un rincon especial en pleno corazón del Puerto de la Cruz a pocos metros de la Plaza del Charco. Nada mas entrar encuentras la cocina a la derecha desde los platos te seducen por su esmerada presentación. Subimos a la planta alta (zona de fumadores).Es realmente encantador en su decoración, servicio de mesa, limpieza y, como no, la maravillosa atención que nos brindó Cristina. Comimos : Ensalada Heidi. (Queso de cabra finamente empanado, nueces, vinagreta de módena y miel)EXCELENTE. Pincho de magret de pato con salsa de piña, verduras y cus-cus. DELICIOSO. Corona de gambas "Piratas del Caribe" en salsa de coco y arroz basmati. BUENISIMO.Los sabores son deliciosos gracias a la maravillosa creación de las salsas que los acompañan. Un diez para el chef Cristophe, un austriaco enamorado de esta isla donde nos deleita con sus creaciones. VINO : Cruz del Teide.DO Orotava. Blanco afrutado con uva Listan Blanco. Perfecta temperatura y copas adecuadas.Agua, cafe y chupito de orujo blanco al que le faltaba estar mas frio. Precio 2 personas : 52 €.
Hay un menu degustacion compuesto de 3,4 o 5 platos que varían según la imaginación del chef. Volveremos para probarlo. Abren de Lunes a Domingo de 18,30 a 23 h. Los domingos tambien de 12,30 a 15 horas.
Os lo recomiendo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar