Restaurante VaDeGust

Datos de VaDeGust
Precio Medio:
29 €
Valoración Media:
6.6 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
5.7 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Tarragona
Localidad: Tarragona
Dirección: Calle Sevilla, 5
Código postal: 43005
Tipo de cocina: De mercado, Catalana, Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 14,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo noche y Lunes

Teléfono


6 Opiniones de VaDeGust

Tras un itinerario Romano por Tarragona, consultamos nuestra web preferida de restaurantes y descubrimos Va De Gust, a pesar de no tener mesa reservada, tras una corta espera, aun estando lleno el restaurante nos dieron una mesita.
Nos atendieron con mucha amabilidad y nos recomendaron platos en los que estan especializados, de ellos a resaltar mejillones a la plancha, gamba roja de Tarragona y muy interesante el arroz con alcachofas y galera " riquisimo", las raciones son grandes.
Nuestra felicitacion al cocinero y a la simpatia de las camareras.
Restaurante para recomendar.

Es la que nos dieron el viernes pasado. No tuvieron ningún problema para atendremos a pesar de que reservamos a las 22.45 y a la hora de la verdad nos sentamos a las 23.
Compartimos unos ricos huevos rotos con foie y una ensalada de bacon y roquefort, original.
Como plato fuerte un par de arroces: uno de verduras con sepia y el otro negro con bolets, ambos 2 en su punto y muy sabrosos.
De postre zumo de naranja con helado de vainilla.
Personal profesional y muy amable.
Carta de vinos con pocas referencias pero bien escogidas y a precios correctos. Buen servicio, nos lo enfriaron sin problema alguno.
Merecería la pena en mi opinión mejorar las copas, muy corrientes, y ofertar algún tipo más de pan.
Nos invitaron a chupito y el precio incluye cafés y alguna copa.

No voy ha hacer una opinión de un dia en concreto ya que he ido varias veces.
El restaurante es loq ue era antes la Pizzeria Gondola. Con un toque de cambio de decoración así como manteleria y menaje han conseguido cambiar el antiguo aspecto del restaurante anterior.
Carta bastante amplia con buenos entrantes y tapas, haciendo hincapié como platos principal en los arroces. De los entrantes todo ha estado siempre muy bueno y cantidad correcta. Los arroces que he comido han estado siempre muy buenos (el de bogavante, negro, bacalao, verduras...) y a muy buen precio.
Postres correctos y tambien muy ricos.
Servicio del vino correcto, sin más historia y copas correctas. Carta no muy extensa pero suficiente y los vinos que he pedido siempre han estado a la temperatura adecuada.
Resumiendo, muy buena opción en el centro de Tarragona con una RCP inmejorables. Los dias que tienen lleno toca esperar un poco, pero no en exceso. 100% recomendable.

Es la tercera vez que voy a la carta y sigue en la misma línea, aunque ha sabido corregir el tema del servicio y ha contratado una camarera más en el comedor, con lo que los tiempos se han acortado.

El restaurante se fue llenando poco a poco, con familias que se encontraban y se ponían a hablar más alto de lo normal, por lo que llegó un momento que era imposible entablar una conversación.

Nos sirvieron unos aperitivos para picar (aceitunas y unas lonchitas de fuet). El vino elegimos uno de la tierra, Javier no lo había probado y me decanté por un Ipsis Blanc Flor 2009 de Bodegas Vins Padró (D.O. TGN), un surtido de croquetas (queso Camembert, jamón ibérico, carne); para compartir una Ensalada de queso de cabra y frutos secos (avellanas, nueces y almendras), pasas, zanahoria, tomates cherry, maíz, brotes de alfalfa, aderezada con cariño con una acertada vinagreta de balsámico y coulis de frutas del bosque. La ración es muy generosa y de las que tienen, es la que más me gusta. El pan normal, eso nos dio pie a una interesante conversación sobre él y a comentar que el pan de nuestra región no vale gran cosa. De segundos platos elegimos pescado: Lubina al oreo y Merluza de Palangre con muselina de ajos, ambas acompañadas de una pequeña patata con un espárrago triguero, un timbal de verduras en juliana con champiñones. La lubina estaba estupenda y la merluza también, aunque la muselina de ajos un tanto fuerte para mi.

No podíamos irnos sin probar los postres. A Javier le recomendé Semifrío de queso con coulis de frutas del bosque que me encanta, está buenísimo y yo probé Espumoso de chocolate con helado de donete con su toffe que se presenta con un cuadrado tipo brownie pero mucho más suave y no tan compacto como la referencia, sobre el que reposaba una generosa bola de helado que sabia a donut de chocolate decorado con dos rejillas de chocolate negro y con toffee líquido por encima. Estaba realmente muy logrado y riquísimo.

No tomamos cafés y nos invitaron a un chupito de orujo de hierbas Xantiamen de Ourense.

Fuimos a cenar la noche de carnaval, y no creo sea la idónea para hacerte una idea, dado que estaba a tope y estaban un poco superados por el número de comensales. Creo que se confiaron y quedaron un poco cortos en el personal que necesitaban. Bueno, parece un detalle subsanable y por eso digo lo del rodaje, ya que abrieron hace 2 meses.
Decoración sencilla, espacio suficiente entre mesas. Carta centrada sobre todo en los entrantes y arroces, con algunos pescados y sólo 2 ofertas de platos de carne.
Tomamos croquetas variadas (carne, pescado, camembert) ricas, mejillones picantes (excelentes), patatas bravas (muy normalitas), foie micuit muy bueno.
De segundo pedimos un arroz negro con ceps y sepia que estaba para chuparse los dedos, de generosa ración además. Otro comensal pidió un entrecot que tenía muy buen aspecto y otros un primero que valía de segundo: alcachofas, habitas y sepia.
La carta de vinos es corta: 6 DD.OO. con apenas referencias de cada una, pero por contra son marcas contrastadas, con referencia de la añada y a muy buen precio.
El menaje es correcto, las copas demasiado corrientes y el pan está bien, de un tipo.
No pedimos postre y la casa invitó a chupito.
El personal amable y servicial pero superado por el número de clientes. La próxima fiesta de este tipo hay que tener más camareros, pues el tiempo de espera fue un poco largo.
De todos modos, la comida estaba sabrosa y bien servida. Cenamos bien y con buena RCP.

Hace menos de un mes y medio que ha abierto este local ubicado en lo que antes era la Pizzería Góndola. Ofrece especialidad en arroces y tapas.

Dispone de una carta con un surtido de platos y vinos con D.O. Penedés, Terra Alta Montsant, Somontano, Tarragona, Rías Baixas, entre otras. A mediodía menú por 14 euros con tres opciones de primeros, segundos platos y postres incluyendo una jarrita de vino con D.O. Tarragona. Raciones generosas. Berenjenas rellenas de carne con bechamel suave, deliciosa y bien especiada, una de las mejores berenjenas que he probado hasta ahora; Codillo en su jugo con verduras pochadas con romero, en su punto de cocción, muy suave y Mousse de yoghourt con confitura de albaricoques que estaba bien, quizás hubiera sido más generoso con la confitura para que se entremezclara mejor con la mousse que se llega a hacer un poquitín pesada. En conjunto he disfrutado mucho.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar