Restaurante Thai Gardens

11
Datos de Thai Gardens
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
5.4 10
Servicio del vino:
4.6 10
Comida:
5.7 10
Entorno:
7.4 10
Calidad-precio:
4.6 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: L'Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Asiática, Tailandesa
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 23,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


11 Opiniones de Thai Gardens

El restaurante es muy bonito pero la comida y el sevicio no nos gustaron nada. Fuimos a cenar un grupo de diecisiete personas y tomamos el menú degustación de 30 € que resultó repetitivo (casi todo tenía pollo), simple y con poca gracia. El precio del menú no está justificado Además la comida le sento mal a dos personas.

Tomamos el menu Lunch, que por 14€ resultó bastante satisfactorio. De primero una ensalada de fruta con pollo con salsa especial y de segundo un pescado con ajos tiernos. Comí a gusto, aunque me sigue pareciendo algo falta de más 'autenticidad'... De hecho ninguno de mis platos resultaron mínimamente picantes... sí el de mi acompañante aunque suave pese a todo. De postre un helado casero de mango que estabs rico... La carta de vinos poco destacable... de nuevo con notable presencia de vinos de Rueda. Optamos por un chardonnay valenciano, Nu, que se dejó beber... Por lo demás mis mantengo apreciaciones previas sobre el servicio y el local

Decepción mayúscula, doble por aquello de la segunda oportunidad, como ya insinuaban algunos comentarios anteriores. Una cosa es la auténtica cocina Thai quizá incomible -por lo picante- para la mayoría de los occidentales y otra (sin relacion alguna con ella) lo que se sirve en este restaurante de comida pseudoasiática precocinada (en ambas ocasiones en menos de 5min teníamos lo pedido en la mesa). Ni los Blue Elephant después de su hundimiento son tan malos. Al margen queda la acústica del local que hace imposible mantener una conversación en las mesas contiguas al pretendido patio interior o el servicio muy poco profesional, haciendo un ruido impresentable tras la barra para llenar los cubiletes con hielo o manteniendo conversaciones entre ellos sobre comandas por encima de las mesas. No volveré ni invitado.

Pues ciertamente el local es una cucada, amplio y con una decoración 'étnica' muy bonita.... cuando llegamos no había mucha gente y nos resultó amplio, espacioso y agradable... pero según se fue llenando el local la acústica mostró sus deficiencias hasta acabar resultando muy ruidoso. Servicio amable y simpático, que en nuestro caso sí fue bastante eficiente... Copas decentes, vajilla adecuada aunque los salvaplatos molestan bastante cuando hay que presionar algo para cortarlo. Carta de vinos correcta a precios .. bueno, pues lo habitual, un pelín altitos.... aunque lo peor fue la comida, no porque estuviera mala... ni mucho menos, sino por su excesiva occidentalización... ni picantes ni especiados destacaron apenas en una cocina que puede llegar a ser enormemente picante y bastante especiada. Tomamos el menú de degustación (27,69+IVA)... [Cuando aprenderán algunos restauradores que es ilegal poner los precios sin IVA y luego sumar el IVA] y para beber nos tomamos un Protos blanco (11,11+IVA).

Coincido bastante con lo dicho aqui, en general sitio precioso, comidosa novedosa para los no habituales de la comida thai, mala acústica, servicio poco profesional, es cierto que se les olvidan las cosas y en nuestro caso fueron lentos.
Se trata del típico sitio que creo que hay que probar al menos una vez y luego ya sobre gustos. El menú de noche para mi es correcto en cantidad y calidad.El local, siendo grande estaba lleno, parece que ahora está de moda.
Y un consejo, no aparques en el carril bus de Joaquin Costa porque ahora resulta que es la única calle de Cánovas que no se puede aparcar de noche, después de haberlo hecho toda la vida!! O sea, ojito con la grúa o te estropearán la noche, como fue mi caso

Me encanta la cocina Tai, y aunque obviamente dista mucho de ser igual que la que comes en aquel pais, recordar los sabores y olores siempre es agradable.
Restaurante realmente bonito y bien decorado, fuimos a comer y habia pocas mesas ocupadas, el servicio correcto.
Nos decidimos por el menú degustación y lo pedí con extra de picante.
Buena representación de la cocina tailandesa, destacaria las brochetas de pollo y sobre todo el curri verde de langostinos. Los postres pasables, como suele ocurrir en este tipo de restaurantes.
Bebimos un blanco (Viñas del Vero) a temperatura correcta.
La relación calidad-precio me pareció correcta, ponen bastante cantidad para quedar satisfechos, pedimos un poco mas de arroz blanco y nos lo pusieron sin problema, aunque tambien nos lo cobraron. Lo que vi un abuso es cobrar 5 euros por una botella grande de agua. Tomamos tambien te de mango y te verde (2.50 euros), el de mango era curioso, me gustó.
La próxima vez que vuelta (que lo haré), la pena es no ir mas veces a Valencia ya que tengo pendientes varios restaurantes alli, me aventuraré con la carta y ya os contaré.

Con el título creo que lo resumo todo.

Un restaurante thailandés, con buena presentación en los platos, una decoración realmente acertada y un servicio correcto.

Pedimos el menú degustación (30 €) y la comida en general, bastante bien, aunque también bastante predecible (excepto la croqueta de gamba y calamar y unos saquitos de pasta de arroz). Bastante cantidad.

Carta de vinos más o menos amplia (para el tipo de restaurante que es) pero el detalle de las imágenes de las etiquetas de las botellas, queda bastante feo.

Servicio rápido, mesas un poco pequeñas (por lo menos la que nos tocó), y el tema de la acústica de la sala no nos pareció tan exagerado como se ha hecho notar en otras valoraciones, quizá fue el día, aunque estaba totalmente lleno.

En resumen, un sitio recomendable pero sin grandes pretensiones.

Yo tengo que decir que me gusto mucho este restaurante nuevo que acaba de abrir en Valencia. La cuidad le hace falta este tipo de locales más chic. Cenamos en la zona de non-fumadores - estupendo, así no salimos oliendo al humo. La mesa muy correcta, muy amplia, mucho espacio entre las mesas y no como otros usuarios no había que levantar la voz o gritar en ningún momento. La comida estuvo muy correcta - elegimos el menu por 30 euros. Las entrantes muy buenos y los segundos tambien. Había tanta comida que no podiamos con todo. Tomamos un Protos blanco - 11 euros (precios de vinos muy buenos y razonables.) El servicio muy amable, muy atentos, servicio de vino durante toda la cena. El sitio es una preciosidad - cascadas, estatuas, suelo de madera, plantas, charcos...muy bonito.
Muy recomendable para pasar una noche entre amigos o en pareja. Un poco de glamour en Valencia!

Restaurante tailandes de reciente inaguración en la ciudad. Sigue la estela de su homónimo en Barcelona (el de Madrid no lo conozco). Menú degustación (30€) compuesta por unos entrantes a compratir (pequeñas raciones servidas en bandeja) y unos segundos que responden a la misma filosofia. Mejor las entradas que los segundos. No hay ningún plato ni sorprendente ni destacable. Materia prima muy mejorable.
El local fantástico. El servicio amable, pero falto de profesionalidad.
Carta de vinos poco apropiada para la comidad, ilustrada con fotos de las etiquetas. Abundancia de Rioja y Ribera D. Algún espumoso. Veuve de Clicquot (55€).
Copas de cava pésimas y de vino muy mejorables. Infusiones correctas (2,70€)
Recomendable para los que quieran tener una cena romántica en un local con encanto pero sin exigencias gastronómicas.

Restaurante tailandes que ya tenía un par de locales en Barcelona y Madrid con bastante exito y que ahora se han animado a abrir uno en Valencia.
El local es precioso, desde la entrada hasta los comedores aunque cierto es que adolece de una mala sonoridad, difícilmente corregible, aunque también es cierto que el local estaba hasta los topes.
Optamos por el menú degustación (30€) que consta de varias elaboraciones servidas en una bandeja, todo para compartir, típico en este tipo de locales. Todo lo que probamos nos gustó en mayor o menor medida, con algunos platos relmente buenos como los fideos con una salsa de lima y otros simplemente correctos, pero sin sorprender, sobre todo si ya se ha ido a algún local similar. Los postres nada del otro mundo y con poca o nada elaboración: una mousse de chocolate, un flan de coco y algo de fruta
Respecto al vino, carta de vinos con abundancia de Riojas y Riberas del Duero y con pocas referencias valencianas. Copas muy mejorables y servicio que se limita a servir la primera copa y quizás alguna que otra más. Precios aproximadamente 1,5X sobre tienda
El servicio de sala es amable y en nuestro caso sí que fue rápido aunque con algún que otro despiste que coincide con los reseñados por Dani C.
Dudo que repita, quizás a mediodía en el que disponen de un menú a 14€, ya que creo que hay alternativas con una calidad similar y con unos precios más bajos aunque en mi opinión es un local al que habría que acudir al menos una vez.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar