Restaurante Ampar

Restaurante Ampar

9
Datos de Ampar
Precio Medio:
45 €
Valoración Media:
7.8 10
Servicio del vino:
7.5 10
Comida:
8.2 10
Entorno:
7.7 10
Calidad-precio:
7.9 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: L'Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: no cierra

Teléfono


9 Opiniones de Ampar

La profesionalidad de Felix Peña en la sala es algo que roza la perfección. Hace que todo sea fácil y agradable.
Dejarse aconsejar es la mejor opción.
En mi caso solamente decidí sobre uno de los platos, todo lo demás, incluido el vino, fue sugerencia suya.
Acierto total.
Gazpacho de remolacha, coca de verduras con sardina ahumada, chipirón con crema de galera, tartar de pulpo, lubina con crema de verduras y fresas maceradas en vinagreta dulce de módena.
El vino un chablis estupendo.
Ya estoy deseando volver.

http://www.ojoalplato.com/archives/5520

Cosas destacables desde mi punto de vista:
El personal impecable en sus funciones. Al frente de la sala esta Félix Peña, como maitre y sumiller. Ha trabajado con Quique Dacosta y con Vicente Patiño (Óleo).
El resto del personal también conoce bien su trabajo. Me encontré con una señorita que sabía medir el servicio del vino blanco perfectamente, dos sorbos en cada rellenado de la copa, para evitar que pueda llegar a calentarse. Aún así nunca me quedé sin vino en la copa. "Rara avis" hoy en día.
Al frente de la cocina desde que se abrió el hotel en Valencia se encuentra Antón Cañellas, su cocina creativa apuesta por una readaptación de lo tradicional en conceptos nuevos pero siempre muy comprensibles. La carta de inspiración mediterránea está basada principalmente en la utilización de productos de calidad y de temporada.
La carta, está dividida por una parte en tapas y raciones, muy en la línea actual, y por la otra en platos más clásicos, pero sin dejar la línea valenciana, arroces y la famosa fideuà, de la que se dice que Antón es un virtuoso, ensaladas, carnes y pescados mediterráneos.
La carta de vinos, asequible en cuanto a extensión, tiene una buena representación de vinos, tanto nacionales como extranjeros, con una apuesta importante por los vinos valencianos.
http://www.ojoalplato.com/archives/4826#more-4826
Tomé tartar de salmón, salteado de langostinos, corvina y black angus. Acompañado de el blanco Louro do Bolo 2011 de Valdeorras, bodega Rafael Palacios y el tinto Martúe shyra 2008 de Pago Campo de la Guardia de Toledo.
Un disfrute

Aprovechando ,la estancia de compañeros médicos en este hotel,decidimos probar el menú que están ofreciendo los hoteles de 5 estrellas de la comunidad , el restaurante esta muy bien decorado . Estaba casi lleno y nos atendieron perfectamente. El menú es fijo esta semana, .Nos pusieron tomate valenciano con ventresca,crema de patata con huevo,pero lo importante fue la fideua ,en su punto y para algunos compañeros de la mejor que habían comido .de postre piña coco y cacao. Terminamos con unos GT y muchas risas, recordando anécdotas de estudiantes.,...el precio lo pongo sin bebidas, solo el menú.

Restaurante perteneciente al hotel Hospes Palau de la Mar. Es moderno, minimalista, buena separación entre las mesas aunque algo ruidoso. Servicio atento y muy correcto, profesional. Cristaleria Riedel.
Empezamos con dos copas de vino blanco Actum Sauvignon Blanc (5€) que sirvieron con unos snacks consistentes en yuca y plátano frito con unas aceitunas. El primer entrante consistió en coca de verduras a la llama, sardinas y romescu de cacahuete, muy refrescante y correcto. El segundo entrante ravioli de brandada de bacalao con “Pá i Tomaca”, pasta casera, muy destacable. De plato principal presa ibérica con jugo de aromáticos y melón, sabrosísima y muy buena. De postre chocolate pure expression, intenso, amargo, cremoso, buenísimo.
Carta de vinos que debe mejorar, al menos 10 referencias de las que no tenían existencias (marcadas con un puntito), y claro, son aquellos vinos que pedirías. Optamos por un Alion 2006 (45€), servido a una temperatura correcta. Cafés y petit fours aceptables.

Jueves noche , nos dirigimos a Senzone con motivo de Cuina Oberta para degustar el menú estipulado . Agradable y confortable sala , tonos claros , en plan minimalista , buena separación entre mesas , agradable música ambiente . Servicio en sala muy atento .
Empezamos con unos snaks variados . Como entradas alcachofas en escabeche y jamón ( muy bueno ) y salteado de setas , tocino y jugo de costilla asada .
Como plato principal un espectacular cochinillo crujiente , con ensalada de cucurbitaceas y pera asada .
Carta de vinos suficiente y a buen precio . Elegimos un cava ( María Casanovas gran reserva 2004 ) , muy bueno . Buen coperio y servicio vino .
De postre un potente Chocolate pure expression .
Para repetir ( sobre todo a estos precios ) . Menú 30 euros , con bebidas e iva 48 euros pax .

Almuerzo con menú degustación largo: preambulo con "amuses gueule" muy divertidos (diversos tipos de papas y unas rosquilletas salada sabrosas. Muy singular la papa prensada de color ambar con hoja de perejil, un guiño a "Parque Jurásico")servidos con una cerveza pilsner checa. Aperitivo: bisque d'écrevisse con un perfecto bouquet y cucharita de berberechos limpios y con sabor. Ensalada de patata y mojama con aceite ahumado con una presentación perfecta, gambas con callos exquisitas, arroz meloso de pato y verduras con sabor contundente, intenso. Un bacalao con base de tomate rico, con buenas laminas aunque quizás un poco duro. Para finalizar un civet de jabali con salsa de cacao muy bien conseguido. Remate con una suprême de manzana con espuma de coco espectacular y base de calabaza con distintos chocolates en texturas. Servicio de cafe excelente con bombones. vino, El Signo de Finca Sandoval, bueno en nariz pero un poco fuerte en boca aunque acompaño bien un menú especificamente de invierno. Raciones adecuadas para terminar la comida sin sensación de lleno, una materia prima de mucha calidad y mucho trabajo tras los fogones. Servicio simplemente perfecto, amable y discreto. Por cierto, un pan con pimientos y aceitunas memorable. Decoración minimalista, espacio tranquilo. Loza de calidad, original y cómoda. Cuberteria facil de manejar y de calidad asi coo el cristal.

Primero, me gustaría destacar la calidad de los productos con los que elaboran los platos, me encantaron los buñuelos de bacalo, rico,rico....
En cuanto a la decoración del restaurante, decir que los tonos marrones y blancos transmiten una alta sensación de tranquilidad, paz y armonia.
Pero ante todo querría destacar el excelente y eficaz servicio ofrecido por parte de los camareros, en especial nombrar a Sergio y Dario por su gran simpatía y buen trato con los clientes, seguro que repetiremos!!Esperamos que la próxima vez que volvamos nos puedan atender ellos!
También, por supuesto, felicitar al chef por su gran trabajo al elaborar los platos.
Así que Señores no duden en disfrutar de los platos que se pueden degustar en este restaurante!

Estuve probando el menú de mediodía: 20 euros (sin iva y sin bebida). La ensalada de langostinos muy buena así como el arroz meloso con alcalchofas y puntilla. Para beber Gramona Imperial Brut. Me gustó el local, el servicio (joven y muy profesional)así como la tranquilidad a la hora de comer.La carta de vinos suficiente y original en su presentación, fuera de todo convencionalismo.

Restaurante gastronomico de la cadena hospes.
Ubicado en el Hotel Palau de la mar, esta cadena hotelera que apuesta por la restauracion de calidad.
Entorno minimalista y muy cuidado. Menú degustación equilibrado, con una cocina que cuida el producto con una elaboración correcta. La carta de vinos bien aunque algo complicada de seguir.
El servicio profesional y encantador, supervisado por Iván Talens que dirige la restauracion de este hotel, ejemplo a seguir.
Decoración algo fria.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar