Restaurante Restaurant L´Alqueria en Girona

Restaurante Restaurant L´Alqueria

Datos de Restaurant L´Alqueria
Precio Medio:
39 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
5.9 10
Comida:
5.9 10
Entorno:
7.2 10
Calidad-precio:
4.9 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Girona
Localidad: Girona
Dirección: Ginesta 8
Código postal: 17002
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos noche y lunes todo el dia

Teléfono


10 Opiniones de Restaurant L´Alqueria

Yo diría que “L’Alquería”, es la única arrocería de Girona, y como cualquier arrocería que se precie, dispone de una amplia carta de arroces .

Ocupa varias plantas en un céntrico y original entorno, situándose la cocina en la planta baja siendo lo primero que descubres al entrar, el resto está dividido en varias plantas comunicadas por ascensor.

Restaurante ya comentado en Verema y con dispares opiniones, así que os daré la mía.

Nos reciben con un

  • platito de aceite y sal para ir abriendo boca. Buen detalle.

    Y con unos snacks gentileza de la casa.

  • Vermout con Queso y Atún. Vamos bien….
  • Una vasito de Crema de Boniato con Pera. Un guiño otoñal muy apetecible especialmente en esta temporada.
  • Y un Bombón de Chocolate.

    Seguimos con platos de la carta:

  • Ensalada de bonito. Una bonita presentación con la ensalada literalmente rodeada de bonito, y tanto la bonita ensalada como el bonito propiamente dicho, además de bonitos estaban muy ricos.
  • La Jefa pidió Mejillones al vapor que no estaban mal. Por lo menos no protestó.
  • Y para rematar la faena, de entre la amplia gama de arroces que nos ofrecen los dos nos decantamos por el Arroz de Salchichas, Setas y Calamares. Buen punto de cocción, únicamente y por poner alguna pega quizás un poco de acidez en el tomate. Esto que en principio podría haber representado un hándicap para el restaurante, se convirtió en todo lo contrario, ya que se lo comunicamos a la camarera y tanto Joan, jefe de sala, como Marola la cocinera, pasaron a interesarse. Algo muy de agradecer y por desgracia no muy habitual. El resultado fue que simpatizamos y acabamos repasando a algunos restaurantes de Valencia conocidos de ambos.

    De postre:

  • Sorbete de Limón. Aparte de refrescante, lo único que nos entraba y absolutamente necesario para bajar el arroz.

    Y para beber:

  • Una botella de Cava Balma Brut Nature.

    La Cuenta:

  • La Cuenta, 36 euros por cabeza. No es un mal precio a cambio de lo recibido.

    Un restaurante al que sin duda volveré, tanto por el buen trato como por su cocina.

    Además, dice Marola que si avisamos con tiempo nos preparará un autentico Arroz al Horno, algo que llevo tiempo sin probar y que por estas tierras es algo difícil de conseguir.

    • Arroz de Salchichas, Setas y Calamares del Restaurant l'Alqueria de Girona

    • Ensalada de bonito

    • Bombón de Chocolate del Restaurant l'Alqueria de Girona

    comida al mediodia por ferias ,restaurante centrico un poco diferente ya que lo comedores son en varias plantas y la cocina tan pronto entras de todas formas hay ascensor ,a lo que vamos unos entrantes como carpaccio,buñuelos de bacalao,vieiras con panceta ec y despues como no arroces que en carta tienen un monton de secos ,otron monton de caldosos ,si vais varios os recomiendan 2 o 3 para poder probar muy buenos los que probamos barato no es ya que estan entre los 17 euros a 40 el de esperdenyes

    Restaurante situado estratégicamente en el centro de la ciudad, en una calle no muy transitada, ocupa toda una casa de tres plantas y sótano, con paredes de piedra muy bien conservadas y restauradas. Decoración austera y minimalista que conjuga perfectamente con la piedra.
    Pedimos de primero dos de las recomendaciones del maitre que estaban fuera de carta: Buñuelos de bacalao, muy buenos y anchoas de L'Escala con una finísima coca, buenas.
    Atraídos por la extensa cantidad de arroces, pedimos un arroz de sepionetes (sepias pequeñísimas) y ajos tiernos. No nos lo pudieron hacer porque no tenían sepionetes. Optamos por pedir uno de calamarcitos y galeras. Arroz en su punto aunque sin ningún sabor, totalmente insípido y exactamente con el mismo color que los que servian en las otras mesas aunque eran otro tipo de arroces, por lo que deduzco que tienen echo un sofrito en plan industrial y lo único que añaden es agua, sí agua y los ingredientes que conforman cada uno de los distintos tipo de arroz que ofrecen en su carta.
    Optamos por pedir un vino DO Priorat, Clos Maria que nos lo iban sirviendo a copas y tenían las botellas de todas las mesas en una mesa auxiliar. Esta es una muy buena opción de servicio, pero para esto tiene que haber una persona dedicada casi exclusivamente a este menester, no es este el caso que nos ocupa, una chica que tiene que atender y servir los platos de las seis mesas que hay en la planta iba sirviendo el vino agobiada y a destiempo. Por cierto la camarera no abrió la boca en toda la comida, eso sí, hablaba constantemente por el "pinganillo", supongo que con la cocina.
    El maitre sólo se dedicaba a tomar las notas de las seis mesas de esta planta y supongo que otras tantas en la planta superior, en alguna ocasión nos sirvió vino y nos preguntó si el arroz no nos había gustado, puesto que dejamos casi la mitad en cada plato, a lo que respendí que lo habíamos encontrado bastante flojo. Se limitó a retirar los platos.
    Dos cafés.

    Estabamos de vacaciones en Girona y alrededores y por casualidad pasamos por la calle Ginesta de camino al barrio viejo y nos topamos con este coqueto restaurante. Decidimos reservar mesa para comer, dudando si escoger arroz o no. Al entrar por la puerta nos recibio amablemente la propietaria la qual nos pregunto nuestra procedencia debido a nuestro acento delatador, resulto que es procedente de un pueblo nativo cercano a donde habitamos, fue entonces cuando no tuvimos ninguna duda y escogimos arroz con cigalas, rape y boletus.
    Antes nos deleito con pequeñas raciones de entrantes.Excepcional la lasaña de verduras con cebolla caramelizada y graten de queso de cabra, memorable los rollitos de pollo con bacon y crema de ceps. El arroz vino en su punto idoneo, de excelente sabor. He de anotar que soy una amante dels boletus, asi que el arroz me parecio exquisito. Como colofon un flan de queso con mermelada de arandanos y todo esto servido por un buen equipo de sala. Solo una pequeña observación el cafe no fue de mi agrado. Si podemos,volveremos

    Invitados por unos amigos, visitamos nuevamente este restaurante. Me ratifico en mis comentarios del pasado mes de enero,no han mejorado nada, pense tal vez con los comentarios de otros compañeros que tal vez el dia de nuestra visita fue en fecha anterior un mal dia,y la verdad es que no entiendo, igual de mal.Probe de los dos arroces que compartimos en la mesa y la verdad, si cierras lo ojos, no tienes narices de saber de que son.
    Con todos mis respetos, los comentarios de los otros veremeros no los comparto en nada, parece que visiten otro restaurante, aunque curiosamente , cada uno de ellos es el único restaurante que analizan y comentan, sencillamente es el primero, casualidad ??
    Solamente comentar que estamos como el mes de enero, los arroces sin sabor, los demas platos correctos y elebadorados, servicio, intenta ser esmerado, pero no es profesional, lentos, lentos, muy lentos, no volvere, ahora lo prometo, ni invitado.

    Fuimos hace un par de semanas cuando hibamos de viaje a Marsella, decidimos parar alli a comer a proposito ya que nos lo habia indicado unas amistades nuestras.
    El restaurante nos gusto muchisimo, lastima que este un poco escondido y no en una plaza central ya que le daria mucho mas, aunque tambien tiene lo suyo el encontrar un restaurante de estas caracteristicas por las callejuelas de Gerona.
    La comida nos encanto muchisimo desde un principio ya sea de los entrantes que nos ofrecieron nada mas entrar, pasando por el arroz que pedimos que estaba exquisito y terminando con el postre. Lo unico que nos supo mal es que la comida estaba tan buena que no paramos de comer hasta incharnos tanto que despues nos dolia y todo la barriga.
    En referente a la bebida nos aconsejo muy bien el camarero y terminaron ofreciendonos un dijestivo que ayudo a bajar la comida.
    Recomiendo por supuesto ir a comer una buena paella y aun mas en una localidad como Gerona que carece de restaurantes que hagan arroces tan buenos, solo habia que fijarse con lo que comian otros clientes ya que practicamente todo el mundo comia algun tipo de arroz que daba ganas de levantarse de la silla he ir a degustar los tipos de arroces que se habia pedido en otras mesas.

    Restaurante en el centro de Girona, cuando entras se ve la cocina(cosa que me gusta mucho, me da confianza). Nada mas sentarnos nos trajeron xips al curry y un vermut a la naranja, nos parecio un detalle muy bueno. Pedimos unos buñuelos de bacalao, y una tartaleta de foie, los buñuelos eran exquisitos, y el foie tenia una combinaciòn muy buena, eramos cuatro y nos recomendaron hacer dos tipos de arroz para probar dos diferentes, primero un rissoto de bolets, (no lo tienen en la carta pero nos lo ofrecieron) y de segundo uno de rap y gamba, EXCELENTES, de postre un mousse de limòn y un tiramisú, para beber un Dr.Burklin-wolf, nos gusto mucho, el maitre muy agradable, volveremos seguro.

    Restaurante muy bonito, no hay que negarlo en el cento de Girona.
    Solamente llegar tardaron 27 minutos en tomarnos nota , reclamamos en dos ocasiones que nos trajeran el agua, primeros correctos, sencillos y bien presentados y elaborados (coca de foie, crema de patata con panzeta, ensalidad de tallerines de sepia) correctos, bien.
    Segundos arroz de bacalao con habitas y solomillo al foie, bueno, arroz sin gusto a nada,raciones correctas y me recordo un poco a la casa" paellador" solomillo llenos de nervios.
    Un pago de los capellanes, correcto, con copas semi-nuevas, (era el mejor caldo que tienen en la carta)
    Carta muy justita de vinos, tienen más referencias de arrozes y paellas que de vinos.
    Personal inexperto,lento, muy lentos.El tapón no me lo localizaron y no me lo pudieron ni enseñar aunque abrio la botella delante nuestro, y lo decanto, 1 minuto despues reclamas el tapón y no lo encuentra.
    Postres muy básicos, no tienen wodka en fresco.
    Para traer la cuentra, veinte minutos más.
    Eso si, mucha modernidad, auriculares, microfonitos ...(intercomunicadores)
    No os lo recomiendo, no volveremos.

    Despues de esperar media hora para tomarnos nota, nos dijeron q no había bogavante, ingrediente q aparece varias veces en la carta.Pedimos entrantes y arroz con rape, el camarero duda si tiene rape (ingrediente tambien incluido en varios platos) al final nos dijo q sí. Los entrantes correctos, el sitio tambien, el arroz horrible: crudo, y el rape que les quedaba era una rodaja congelado y la otra que olía a salfumant. El maitre muy poco agradable, aun esperamos sus disculpas. Referente a la espera sus excusas fueron que tenía el restaurante lleno, nosotros íbamos con un bebé y no tubo en ningun momento ninguna deferencia respecto al largo tiempo de espera.

    Excelente restaurante en el centro de Girona. Nada más entras, ya ves la cocina y como elaboran la comida. Local muy acogedor, la comida excelente, arroces tipicos valencianos como pocos se encuentran, con unos entrantes muy buenos, pedimos unas milhojas de verduras con queso gratinado, muy bueno. Carta de vinos muy correcta, el trato con el personal bueno. 41,5 € por persona. Recomendable.

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar