Restaurante Asador El Pastoret en Naquera
  

Restaurante Asador El Pastoret

15
Datos de Asador El Pastoret
Precio Medio:
28 €
Valoración Media:
7.5 10
Servicio del vino:
6.5 10
Comida:
8.1 10
Entorno:
6.7 10
Calidad-precio:
8.6 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 6,35 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Ningún día

Teléfono


15 Opiniones de Asador El Pastoret

Local con dos posibilidades: almuerzos, hasta las 12 h., y comidas y cenas en el resto de horarios, teniendo como base fundamental las brasas. En el primer caso y en sus inicios muy frecuentado por los ciclistas de ruta que por allí pasan pero que desde hace unos años ha ido creciendo sin parar de tal modo que hay cola de espera (si no has reservado) bastante importante.

El local es muy amplio en su interior con mesas y sillas de madera, manteles de papel, copas cubiertos y vajilla básicos. Una amplia barra para uso practicamente solo de los camareros. Servicio tan voluntarioso como desbordado en momentos. En el comedor interior hay espacio para más de 100 comensales; en el exterior una terraza protegida del sol (no del calor) por árboles y sombrillas con incesante paso de coches hacia los solares cercanos para aparcar. Los baños se deterioran por el paso de tanta gente en tan poco tiempo.

El tamaño de los bocadillos es 3XL y el relleno de los mismos impresiona. La carta de bocadillos es muy amplia y bien detallados en su composición. Hay un ritmo establecido: te sientas traen la carta, vienen los cacaos y olivas mientras encargas la bebida, traen la bebida y encargas el almuerzo, y cuando ya casi no te queda bebida (cosa del calor y el tiempo de cocina para atender a todos), llega el bocata.

Llegamos justo cuando se acabaran las mesas libres (antes de las 10.30 h.). Tres para almorzar y no nos atrevemosa bocata entero cada uno y nos conformamos con uno entero y uno medio entre las 28 opciones recomendadas (ya no está el de carne de codillo deshuesado), dejando aparte las clásicas tapas y la opción de parrillada (chuletas, longanizas, chorizo, morcilla, patatas y huevo frito más pan, tomate y alioli por 9,50€). Para beber, descartados los pocos vinos (6 opciones sobre 10€), pedimos tres cervezas de presión cuyo tamaño mínimo es jarra. Decidimos comer:

. bocata entero (3XL), llamado Leo, de carne de caballo, bacon, queso y cebolla caramelizada: calidad de producto correcta, producto abundante, elaboración básica con una cebolla demasiado caramelizada.

. medio bocata, denominado Montañés: panceta, longanizas y patatas fritas: las 4 longanizas poco hechas y la panceta de grosor excesivo y necesitada de más tiempo de brasas, las patatas son caseras y en su punto.

Se hizo necesario una cerveza más y rematar con 3 cremaets bien elaborados. Se paga en caja para agilizar la reposición.

Sabado 23 de Julio. cuatro personas, nos pusieron en un comedor en la parte posterior donde esta el local de las brasas. Nos atendio Elizabet, muy dinamica y atenta. Platos de entrada: ensalada, sepionets a la plancha, lacon, surtido de ibericos. y como plato principal, solomillo a la brasa. Todo muy bueno. Tal vez el solomillo no sea la carne ideal para hacerla a la brasa. Postre variado de helados y tarta. Cafes y carajillo. Cervezas, 28 euros por cabeza. No estuvo mal. Buen servicio. Tal vez repitamos.

Local de grandes dimensioens y decoración clásica, con buena separación de las mesas. Algo ruidoso cuando está lleno. Servicio del vino muy básico y con una oferta muy clásica. Tomamos el menú de degustación. Muy abundante. Productos de interior, con un buen trabajo en el caso de las carnes a la brasa y entrantes como embutidos y quesos, o pulpo a la gallega, lacón,.... Ensalada más que prescindible -se me hace difícil entender que en los pueblos no se pueda encontrar una lechuga decente y un tomate que no sepa a plástico-. Servicio atento y amable. Sensaciones agridulces.

Comida con familia

Antes me había limitado a consultar los foros de recomendacion, pero esta vez he de hacer público que "SÍ". Me deje llevar sólo por vuestra recomendación, pero nos ha encantado el sitio. A media hora de Valencia,y un sitio encantador. Un buen trato, una calidad muy buena, y un precio muy, muy correcto. Recomendado, de verdad. Han sido menús de degustación muy completos.Unos entrantes variados, un solomillo buenisimo, y un postre muy bueno también. Rioja a gogo, café y licor.

Recomendadííííííííísiiiiiiiiiiiimo!!!!

Vuelta por Náquera, precisamente al Pastoret, restaurante de exquisita carnes a la parrilla.

Excelentes calidad de carnes y buen trato de la misma. Inmejorable trato de la mano del camarero, un trato amable y muy de estar por casa.

A la hora de comer, elegimos el menú de 28€ y, comienza el ritual del Pastoret, Comienzan por los entrantes que compartimos entre los comensales: Ensalada muy bien presentada y buena, buena, langostinos cocidos, lo mas flojito de los entrantes, será por que no me van mucho foie con compota de manzana y mermelada de frambuesa, buenísima, lacón, bueno, bueno, y una tabla de ibericos muy buenos tambien.
Seguidamente nos piden la carne, exquisito el chuletón, en su justo punto, impresionantes los solomillos de ternera gallega, sin hablar del pulpo que, está im-pre-si-o-nan-te!!!!

El aroma que desprende la carne es para recordarlo mucho tiempo, lo mismo que el sabor, de lo mejor que he probado. El postre una delicia, totalmente casero, unos pinchos de fruta con tiramisú y pudin que se nota que son caseros caseros.

Todo esto con las cervecitas de rigor y vino de la casa Ribera del Duero correcto.

En este restaurante nos consiguen sorprender cada vez que vamos y no lo tenemos precisamente al lado de casa, pero mereced mucho la pena el restaurante yt el medio en el que se encuentra, nos encanta ir.

Buen restaurante en Náquera. En pleno corazón de la Sierra Calderona.
La relación calidad precio muy buena. Un servicio rápido y atento.
Comida para 4 personas, elegimos 2 menú degustación de 15 euros y 2 menú de 18. Para picar, ensalada, foie, lacon y una rueda de ibericos buenos de verdad.
De plato principal 2 de chuletas, 1 solomillo de ternera gallega y un entrecot, la carne realmente buena y en su punto.
De bebida fueron 1 jarrita de cerveza y 1 martini blanco con una botella de vino cepas viejas, recomendado por la casa, bien servido y en temperatura correcta.
Postre de la casa, brochetas de fruta con un surtido de diferentes postres de queso, turrón y café.

Cafés incluidos y chupito a elegir, detalle de la casa.

Uno de los mejores asadores que he visitado. Menú degustación. Cena de amigos para 16.
Local con dos comedores. Mesas amplias y con espacio entre ellas.
El menú que ofrecen es completo y, a mi parecer con un precio muy muy interesante!!
El personal siempre atento pero sin ser cansino.
Ensalada, langostinos, foie, lacon y ibericos entre lo que destaco el sabor del lomo y el jamón ummmmmmm. Pan de pueblo tostado a la brasa y como plato fuerte, en mi caso, entrecot, especial. el resto carnes y pescados siempre a fuego con leña, como tiene que ser en un asador.
Postre, unas brochetas de fruta con helado de turrón, pero lo van cambiendo según épocas, por que hacen unos pasteles de chocolate que se salen....
Destacar tambien que la bebida estaba toda incluida. cervezas, vino de la casa valdubon cosecha 2008, etc.
No es la primera vez que asistimos a este local y bien merecia un comentario de nosotros.
La carta de vinos es corta y clásica. Además del menú degustación, que es 100% recomendable, también tienen carta, aunque ésta, corta.
Repetiremos, como las natillas.

Para no repetir el comentario de la anterior visita,sólo decir que

salimos de nuevo encantados pq te hacen sentir como en casa.

Esta vez el entrecotte de buey estaba casi a la altura del solomi-

llo de ternera(exquisito).

Gracias por el trato recibido.

Un lugar ideal para degustar un menu completo y un plato fuerte a la brasa. Cenamos muy bien y el precio es acorde. El local un poco retumbante. El rioja un poco flojo, prefiero el hoya de cadenas. Y tienen que tener cuidado en la presentación, pues salen en las carnes a veces por descuido, el plástico de la etiquetas.
Un menu sencillo, completo y un precio justo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar