Restaurante La Bocha Asador argentino (CERRADO) en Tarragona

Restaurante La Bocha Asador argentino (CERRADO)

Datos de La Bocha Asador argentino (CERRADO)
Precio Medio:
32 €
Valoración Media:
5.7 10
Servicio del vino:
5.4 10
Comida:
6.0 10
Entorno:
7.1 10
Calidad-precio:
4.7 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Tarragona
Localidad: Tarragona
Dirección: Vidal i Barraquer, 28
Código postal: 43005
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 21,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


16 Opiniones de La Bocha Asador argentino (CERRADO)

Mi experiencia en este asador fue positiva. Había leído los comentarios y quería verificar si la mayoría tenía razón. realmente no es un asador tipo argentino, el chico que me atendió era español y el decorado es clásico. Muy atentos y la comida de buena calidad valor/precio. La cantidad servida fue aceptable, no es el Goyo de Alcocer, ni mucho menos. La carne sabrosa, pedí la ribeye y es el único restaurante, que yo sepa, que tiene en la carta las fotos del termino de cocción desde crudo a muy hecho. No tenían vinos argentinos.

LLevo tiempo leyendo las críticas en el foro a este restaurante, unas buenas y otras malas, pero no tenía una opinión propia ya que no había estado nunca; pues bien ayer al fin tuve oportunidad, ya que uno de los comensales quería comer buena carne y ¿qué mejor sitio que un asador argentino para ello?.
Mi impresión es muy buena, el local me gustó con la brasa a la vista, la atención fue muy correcta, amable y profesional y la comida sabrosa.
Compartimos de entrantes una ensalada Kaiser, esencialmente lechuga, pollo, tomate y queso en ración muy abundante, unas empanadas de carne y pollo ricas y provoleta con tomate y orégano estupenda.
Las carnes, solomillo y entraña, rayaron a mucha altura, en su punto, dan 6 diferentes, con sabrosa patata asada, mazorca de maíz, esto aparte, y 2 salsas: chimichurri, éste flojete, y lo me pareció una mayonesa con especies, en todo caso riquísima.
Otro comensal lubina a la brasa, ok.
La oferta de postres es más corriente, la panacotta con frutos rojos estaba bien y el carpaccio de piña con helado también.
La carta de vinos correcta pero corta, sin referencia de añada, con predominio de Ribera y Rioja. Tomamos un Lan crianza a 14,50€. Como curiosidad ofrecen Valbuena 5º año a buen precio (120€ botella).Buena temperatura de servicio pero copas corrientes.
Pan de un tipo, chapatas individuales, de calidad.
Con 3 cañas y 1 café, muy bueno, 32,25€ per capita.
Tengo ganas de volver y probar otros cortes de carne.
Lo único que no me gustó nada es que no hay mantel, caminos de mesa aparentes, ni servilletas de tela, son de un papel muy grueso pero papel a fin de cuentas, impropio con respecto a la calidad de la comida.

  • Provoleta para chuparse los dedos.

    Provoleta para chuparse los dedos.

He ido en repetidas ocasiones a La Bocha, la última el jueves pasado.
Pedí una amanida cantàbric para compartir, chorizos, y la otra persona no recuerdo qué pidió.
En el restaurante siempre hemos tenido un trato correctísimo y la comida es de buena calidad.
El precio en todas las cartas indica si es con IVA o sin él, uno lo sabe al entrar y pasa en Todooos los restaurantes del mundo. Calificar o criticar un restaurante porque no tenga el IVA en la carta no es lógico.
Los errores suceden en todos los restaurantes, y lo grave es que no se rectifiquen, cosa que me ha sucedido en restaurantes mucho más caros como Can Bosch y Macarrillas, ambos de Cambrils. Cuando no rectifican entonces se puede criticar.
Dicho esto no entiendo las críticas, que si caro que si no, caro con respecto a qué? al Mcdonalds? por supuesto! Suele suceder que cuando una persona entra en un restaurante, como hago yo, mira la carta y los precios, y en base a ello decide si quiere comer ahí o no. Depende de economía, de gustos, de comodidad... de diferentes factores. Pero siempre hay que valorar precio y calidad.

Ayer visite este restaurante, precioso, con mucho gusto, y con una correcta atención.
Pedimos ensala con salmon ahumado y vinagreta de wasabi.
Entraña
Cambiasso con foie.
Bebida: cerveza.

Para comenzar la ensalada no traia tal vinagreta.Mi pareja pidio entraña y se equivocaron, le trajeron un solomillo, eso si, la camarera cuando se dio cuenta y oyó nuestros comentarios lo cambió enseguida y le trajo una entraña muy buena.
Yo pedí cambiasso con foie, que estaba buenísimo, muy bien hecho y con un sabor exquisito.
Todo iba bien, la pena es que los precios, que ya son considerables, vienen sin IVA, y no lo entiendo, es una tomadura de pelo. Si vas a una tienda, a comprar unos zapatos, o un kilo de carne, el precio reflejado, es el que tu vas a pagar, con el IVA y todo incluido, ya que no tienes la opción legal de no pagarlo, ¿porque en ciertos restaurantes lo ponen aparte? ¿Acaso si se lo propones, no te lo cobran?, para mi deberia ser ilegal, ya que deben reflejar lo que vas a pagar, y no un precio mas la suma del IVA. Una tomadura de pelo, que pone en entredicho la buena fe, de este tipo de restaurantes, sin mencionar el mal sabor de boca con el que sales, de ello depende que vuelvas o no, por lo menos para mi.

Es un restaurante amplio, situado en una esquina y con unas magníficas vistas por sus enormes ventanales. Con su enorme barbacoa, peró sin el mínimo olor a carne asada, cosa q se agradece, estando a tope de llena dicha graella.
La comida, de picar 2 platos, el de foie con tostadas de pan y el de creppes de atún, y de 2º el lomo bajo de 200 gr. -exquisita carne muy tierna sin casi grasa peró con un sabor increíble- y el salmón a la parrilla -muy bién condimentado y hecho a fuego lento con un sabor inigualable- , postre de dulce de leche, cafés y vino del Marqués de Monjardín tinto en copa grande.
El servicio encantador, muy amable y con ganas de servirnos bién, dándonos toda clase de explicaciones de la carta con sus famosas carnes de hasta 1000 gramos y de los distintos menús q sirven, tanto a diario como en festivos.
Si queremos comer carne exquisita ya sabemos donde hay un lugar en el q disfrutaremos.

...Aunque son totalmente respetables. He ido muchas veces ya que vivo al lado y siempre he salido satisfecho. Soy comedor de carne en todas sus formas y aquí lo disfruto. El ultimo dia un plato de mollejas a la brasa, muy sabrosas y en un punto muy bueno de coccion y de segundo un corte de lomo vacuno, muy tierno y sabroso y de un peso de 400grs!!, acompañado de unas patatas asadas, y mi pareja la brocheta de carne con verduras, tambien con suma cantidad. He leido por aqui que pecan de poca cantidad pero todas las veces que he ido he salido saciado, y eso que soy de comer y tengo cuerpo que llenar. Los postres no destacan especialmente pero están ricos y con buena presentación, pero aquí no voy a deleitarme con los postres, sino con la crane. Como vino de postre un Castaño dulce monastrell. Carta de vinos muy aceptable y precios muy correctos, nos decantamos por un ATTECA, garnacha de Calatayud, brutal. Servicio bueno, a muy buen ritmo, y menjae y copas muy buenas. Local moderno, muy bien decorado y de agradable estancia. Repito, siempre quedo satisfecho en mis visitas, algunas más que otras, pero siempre muy bien. El unico pero, las mesas para dos personas son algo justas de tamaño. Precio con un primero a compartir (sino no nos acabamos todo), dos segundo, dos postres, vino de 19 euros y vino de postre. 79 euros los dos.

Fue decepcionante, un día que pase por delante con mi hermana decidimos a entrar, el local es una pasada, pero a nosotras lo que mas nos interesa es la comida, por que con el local no se come.
Local muy fashion muy bien estudiado con luces por aquí y por allá de los que rondan por mi querida Barcelona, servicio correcto sin nada de especial, pedimos 2 parrilades de carne, súper ridículas y carísimas con una sobadísima ensalada de queso de cabra que la he acabado odiando porque en todos los lados te ponen la misma aun que sea cada uno a su manera, es que no ahí mas quesos en el mundo. Un vino argentino que no me acuerdo de el nombre que quizás fue lo mas bueno de la velada, Pedimos postresaun que todos eran sin azúcar menos un crep con dulce de leche que pidió mi hermana y que me dejo probar, tenia gusto de crep prefabricado, mi hija de 8 años los hace mas ricos, total con la tontería nos salio a pagar casi 50 € por persona, madre mía no volverémos jamás, a nosotras no nos toman el pelo de esa manera.

Decebedor, primera i última vegada. Restaurant amb moltes pretensions que només queda en això, pretensions. Asado argentino sense cap mena d'entusiasme. Quan vulgui bife, colita de cuadril, matambre o asado de tira em decantaré pel Pizzanova de darrera la Plaça de la Font, millor qualitat i millor preu.

Mi visita a este restaurante se produjo en julio junto con mi mujer, no sentaron en una mesa de cuatro y pedimos un vino argentino para provar algo diferente estaba un poco caliente, de primero empanadas caseras que estaban buenas pero un poco secas y mollejas de ternera excepcionales, de segundo pinchitos de ternera y un entrecote que estaba muy bueno, las raciones eran normales, lo que si me molesto realmente era que el aire acondicionado no tiene fuerza y pasamos calor, y todo es importante a la hora de valorar un restaurante y si comes normal pero pasas calor ya no luce tanto.

habra una segunda oportunidad en invierno.

No entiendo muy bien ciertas criticas que he visto publicadas d este restaurante.Opino que si uno quiere comer bien y sobretodo buena carne lo logico es que se pague.Yo soy asiduo al restaurante y me encanta, relacion calidad precio muy buena, la selecion de vinos muy acertada y el servicio excelente!! particularmente si quiero comer buena carne en tarragona,la bocha es el restaurante!!!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar