Restaurante Sant Pau (CERRADO): Fuimos tres parejas, con ganas de comer bien, tranquilos, y charlar


Fuimos tres parejas, con ganas de comer bien, tranquilos, y charlar apaciblemente. Magnífica comida pero constantemente interrumpida por camareros con variopintas explicaciones sobre los platos y como catarlos. Comimos bien pero no pudimos hablar. Al parecer se trata de admirar la buena obra de la sra Ruscalleda. Sólo eso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar